Blog 
El blog del hombre
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog El blog del hombre - Ana María

Ana María

Sobre este blog de Valencia

Si eres hombre, te interesa este blog. Si eres mujeres, también te interesa este blog. En los posts que publicaré hablaré de los hombres. El dicho "no hay quien entienda a los hombres" a partir de ahora ya no hará falta usarlo más.


Archivo

  • 21
    Agosto
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     

    Déjate ayudar a vender, gracias al marketing de afiliados

    Déjate ayudar a vender, gracias al marketing de afiliados

     

    El marketing de afiliación lleva entre nosotros desde finales de la década de los noventa. Sin embargo, aún existen muchas personas que, aunque han escuchado hablar de él, no tienen demasiado claro cómo hacer marketing de afiliados, o cómo se puede aplicar en un negocio. Vamos a resolver estas dudas a continuación.

    ¿En qué consiste el marketing de afiliación?

    Se trata de un modelo de publicidad y de negocio basado en alquilar páginas web para la promoción de productos o servicios, ganando una comisión cada vez que un usuario compre a través de ese enlace, llamado landing page.

    Para ello es necesario contar con un blog o una página propia. Aquellos que aún no tengan la suya pero estén interesados en participar en un programa de afiliados, tienen que conocer cómo comprar un dominio web para comenzar a crear su página.

    ¿Cómo se hace marketing de afiliados?

    Son tres las partes implicadas en este proceso. Por un lado está la empresa anunciadora, por otro la que atrae a los usuarios (que actúa como intermediaria) y finalmente, estos últimos. El objetivo principal es conseguir una compra a la empresa anunciadora a través del intermediario.

    Dicha adquisición se puede realizar de dos formas distintas. En primer lugar, directamente a través del intermediario. Y la otra manera, entrando en la web de la empresa anunciadora, ya que las cookies se encargarán de rastrear que el usuario procededel afiliado.

    Se trata de un método que innova a los clásicos CPC (coste por clic) y CPM (coste por mil impresiones), pasando al CPA (esto es, el coste por acción). Los vendedores pagan una comisión a los intermediarios cada vez que consiguen una venta a través de las páginas de aquellos.

    ¿De qué forma aplico esta estrategia a mi empresa?

    Aquí hay que distinguir a las empresas intermediarias de las anunciadoras. En el primer caso, aquellas personas que cuenten con una página del estilo de un blog o un medio de comunicación, en el que no se dediquen a vender sino a producir información, tienen que buscar empresas anunciadoras. Según cuál sea su público, podrán contactar con negocios del sector del que se trate. Existen empresas especializadas en poner en contacto a anunciadores e intermediarios, pero esto es algo que puede hacer uno mismo sin problema alguno.

    Y en relación a las anunciadoras, todo aquel que tenga una empresa que venda productos o servicios con precios ya establecidos y que se puedan poner a la venta también a través de Internet, pueden tener en el marketing de afiliados un aliado ideal. Tan solo tendrán que buscar aliados idóneos para el acuerdo, negocios que atraigan bastante tráfico del mismo público objetivo que el propio.

    Hecho esto, deben contactar entre ellos y negociar la manera de realizar esta publicidad, ya que ambas partes conseguirán beneficiarse. En todo caso, lo más complicado podría ser ponerse de acuerdo respecto a la comisión, el sitio y la dimensión del espacio publicitario. Una vez alcanzado un acuerdo ambas partes estarán listas para arrancar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook