El Ayuntamiento de Almussafes ya tiene su estrategia para combatir las consecuencias económicas y sociales de la crisis sanitaria. El Plan de Reactivación de la Economía Local aprobado supone una inversión de más de 1,8 millones de euros de fondos propios. «Ahora la prioridad es estar al lado de toda la población y por eso hemos reorganizado nuestras cuentas para atender las necesidades planteadas por todos los colectivos, entre ellos el formado por profesionales por cuenta propia», explica el alcalde, Toni González.

La pandemia de coronavirus en la que nos encontramos inmersos ha provocado graves pérdidas económicas en todos los sectores y colectivos, siendo uno de los más afectados por el cierre temporal de negocios el formado por personas autónomas y microempresas. Para paliar los efectos negativos y facilitar la recuperación, además de las diferentes acciones adoptadas en materia fiscal, el Ayuntamiento de Almussafes está ultimando el lanzamiento de una convocatoria extraordinaria de ayudas para la reactivación de la economía, otorgando liquidez a los comercios y a las microempresas para contribuir al cumplimiento de sus obligaciones, manteniendo el empleo y amortiguando la reducción drástica de ingresos registrada.

En el programa se invertirán 150.000 euros de fondos propios para otorgar ayudas, compatibles con las de la Generalitat Valenciana, que oscilarán entre los 500 euros para las solicitudes en las que se demuestre una reducción de la facturación de un 50 % y los 1.000 euros para aquellas en las que se acredite el cese total de la actividad durante el estado de alarma. «Nuestro comercio está atravesando por una situación muy dura que necesita de nuestro firme apoyo. Queremos evitar que las consecuencias económicas se extiendan una vez finalizada la crisis sanitaria en la que nos encontramos y para ello es imprescindible poner en marcha esta convocatoria, de la que podrán beneficiarse hasta 300 comercios», destaca González.

Pero este ambicioso plan también contempla otras medidas que suponen un incremento en su presupuesto inicial para poder cubrir las necesidades de todas las personas solicitantes. En este sentido, el ejecutivo municipal ha revisado al alza las partidas relacionadas con las áreas de Bienestar Social, Empleo, Vivienda y Educación. «No podemos dejar a nadie atrás. Somos conscientes de las dificultades a las que ya se están enfrentando muchas familias y por eso hemos reforzado los programas ya existentes para dar cobertura a un mayor número de almussafenses», destaca González.

Bienestar Social, gran apuesta

El área de Bienestar Social es otra de las grandes apuestas del Plan de Reactivación Económica. Así, las ayudas de emergencia para las familias vulnerables cuentan con 177.000 euros de presupuesto, las ayudas a familias con niños de entre 1 y 3 años alcanzan los 100.000 euros de presupuesto y las becas de comedor escolar se han transformado en la subvención extraordinaria de alimentación infantil, un programa asistencial mediante el cual se busca compensar a las familias que tienen reconocido por el consistorio y la Generalitat Valenciana el derecho a esta ayuda.

La administración local destinará 31.370 euros de fondos propios a este proyecto, del que se beneficiarán tanto los 162 alumnos y alumnas becados este curso por el Ayuntamiento como los que hasta la suspensión de las clases presenciales disfrutaban de la subvención de la Conselleria de Educación, un total de 157 menores. La concesión se realizará de oficio a través de tarjetas con las que se podrán comprar productos básicos en supermercados de la cooperativa Consum.

La atención a las personas mayores, apartado en el que se engloba el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), la consulta de Psicología y el apoyo en la realización de compras supone una inversión de 150.000 euros. Otra de las subvenciones que también se modifica es la que se concede por el alquiler de vivienda, programa que se abre a toda la ciudadanía rompiendo con el límite de edad, del que se beneficiarán más de 100 vecinos con ayudas máximas de 1.200 euros anuales (120.000 euros). Y en el apartado educativo se revisan al alza las que se distribuyen para respaldar al alumnado de Bachillerato, Ciclos Formativos y universitarios (35.900 euros de presupuesto para conceder ayudas individualizadas a universitarios de hasta 270 euros y a estudiantes de bachillerato y ciclos formativos, de hasta 170 euros). También se complementa el programa autonómico XarxaLlibres con 66.000 euros.

Al comercio local se destinan hasta 50.000 euros del presupuesto a las ayudas a la natalidad para gastar en los establecimientos de la población. Esta medida se suma a la suspensión de la tasa de mercado interior durante el estado de alarma y a la eliminación del pago por la ocupación de la vía pública de mesas y sillas de bares y restaurantes durante todo el 2020, que se calcula que puede ascender a 22.600 euros.

Además de la continuidad del Plan de Empleo Local (POL) que cuenta con una consignación presupuestaria de 522.000 euros, para contratar a 45 personas durante seis meses, el Ayuntamiento de Almussafes dará una oportunidad laboral a 35 becarios que podrán trabajar en la administración local, gracias al programa municipal dotado con 84.000 euros.