La Denominación de Origen Protegida Utiel-Requena es el área de producción vitivinícola más homogénea de la Comunitat Valenciana y una de las mayores de toda la península. Engloba a un total de nueve municipios del interior de la provincia de Valencia -Caudete de las Fuentes, Camporrobles, Fuenterrobles, Requena, Siete Aguas, Sinarcas, Utiel, Venta del Moro y Villargordo del Cabriel-, con una extensión total de 32.500 hectáreas de viñedo, de las que cerca del 70 % están ocupadas por la Bobal. La pluviometría e insolación media anual, unidos al tipo de suelo predominante en la zona y la altitud media (entre 600 y 900 metros sobre el nivel del mar) convierten a esta denominación de origen protegida en un territorio único para el cultivo de uva de vinificación.

El Consejo Regulador de la DOP Utiel-Requena representa a más de 5.000 viticultores. El sector del vino es en esta zona del interior de la provincia de Valencia el principal motor socioeconómico, ya que, al margen del elevado número de agricultores relacionados con el Consejo Regulador, un buen número de vecinos de la comarca trabajan en bodegas o en empresas vinculadas de un modo u otro con el mundo del vino.

La actual situación ha hecho que pongamos el foco en el entorno rural, en el origen de todo, cuyo funcionamiento ha resultado de importancia crucial en estos últimos meses. Cuando el resto del mundo estaba -a la fuerza- parado, el sector primario ha continuado al pie del cañón, contribuyendo con su esfuerzo y dedicación a que la sociedad conservase sus servicios esenciales. La realidad socioeconómica que se plantea ante esta emergencia pasa por el apoyo a las pequeñas y medianas empresas que trabajan en un medio rural del que dependen la gran mayoría de ciudadanos de la zona.

El Consejo Regulador de la DOP Utiel-Requena trabaja desde siempre para fomentar el desarrollo del sector, potenciar la comercialización y luchar por que todos los eslabones de la cadena productiva reciban unas rentas dignas por su esfuerzo en el campo. En este sentido, cabe destacar las iniciativas que la Denominación de Origen Protegida Utiel-Requena lleva tiempo desarrollando para apoyar tanto a los viticultores y bodegueros como al resto de actores que participan en el proceso de elaboración del vino. Desde acciones formativas en diferentes áreas a otras divulgativas para dar a conocer los vinos elaborados en esta región vitivinícola a nivel nacional e internacional.

Para el presidente del Consejo Regulador, José Miguel Medina, lo verdaderamente importante en estos momentos es que «nuestra gente sufra lo menos posible los efectos de esta situación. Durante décadas hemos remado todos juntos en la misma dirección, tratando de construir un futuro más sólido para nuestra comarca. Esta crisis nos ha golpeado duramente y es nuestra responsabilidad trabajar en la línea de apoyarnos entre todos. El origen nos une y es lo único que no nos pueden quitar».