06 de septiembre de 2018
06.09.2018
banner buzzeando
En Nueva Zelanda

Se cuela en un zoo para robar un mono para su novia y acaba en una pelea con los simios

El joven, que fue detenido, terminó con una pierna fracturada, dos dientes rotos, hematomas y un tobillo torcido

06.09.2018 | 09:14
Un ejemplar de mono ardilla.

Una visita inesperada rompió la tranquilidad de la noche en el zoo de Wellington, Nueva Zelanda. Esto fue lo que pasó en abril de este año, cuando un hombre intentó llevarse un mono ardilla del parque. En abril, John Owen Casford, de 23 años, cortó dos candados de la puerta del zoo para colarse en el recinto de los simios, según informa New Zealand Herald.

La intención del joven era robar el animal para dárselo a su novia. Sin embargo, el plan no salió como esperaba. El hombre se vio en medio de una pelea con los monos y acabó con una pierna fracturada, dos dientes rotos, un tobillo torcido, moratones múltiples y una sentencia de prisión. Precisamente, la noticia ha salido a la luz tras conocerse este miércoles la condena del juez contra Casford, dos años y siete meses de prisión. "Tu intento no tuvo éxito", ha afirmado el magistrado.

A la mañana siguiente de lo ocurrido, los trabajadores del zoo se asustaron al ver que faltaba uno de los monos. Finalmente, los cuidadores encontraron al pequeño primate escondido en un rincón del recinto. "Lo que sé es que al amanecer todos los monos estaban angustiados, dos de ellos resultaron heridos. El presunto ladrón tenía una pierna fracturada, dos dientes fracturados, un tobillo torcido y hematomas en la espalda", ha proseguido el juez.

Los monos ardilla quedaron "traumatizados"


Por su parte, los trabajadores del zoo han afirmado que los simios habían quedado "traumatizados" por el incidente. Además, el joven dejó la puerta abierta al intentar robar uno de los monos ardilla, pero ninguno de los simios escapó y los cuidadores los encontraron dentro del recinto.

El abogado de Casford alegó que es cierto que había causado varios estragos en los últimos años, pero que solo quería continuar con su vida. El joven confesó todo lo ocurrido y dejó su destino en manos del juez. Dos años y siete meses de prisión ha sido la condena que le ha caído a Casford por intentar robar un mono ardilla del zoo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook