El coronavirus ha traído consigo nuevos métodos a nuestra vida. Si bien la mascarilla se ha consolidado como una prenda imprescindible a la hora de salir a la calle, las videollamadas y las conexiones online también se han convertido en imprescindibles en una época en lo que lo mejor que se puede hacer es estar en casa.

Y estas conexiones son las grandes protagonistas de la televisión, con todo lo que eso conlleva. Hemos visto situaciones de todo tipo, desde niños que se cuelan en la habitación que no debían, hasta otras personas que están en la casa y no se enteran de que están saliendo en paños menores en la televisión. Otro de estos casos se vivió en un directo en los informativos de la prestigiosa cadena BBC. Yvette Amos intervenía en 'Wales Today', desde su casa, y no se percató de que tenía como decoración, en la estantería, un resultón juguete sexual que se ha viralizado en las redes sociales, además de una curiosa mancha roja en la pared de al lado.