Hasta 10.000 participantes cubiertos con polvo de color Holi de los pies a la cabeza se pudieron ver ayer por las calles de Valencia. El motivo era la Holi Run, la carrera de colores más exitosa de Europa que visitaba la ciudad por quinta vez.

La salida se dio a las 10 de la mañana desde Carrer Les Barraques del Figuero con una tromba de corredores, caminantes y marchadores que emprendieron los cinco kilómetros ya con los ánimos subidos y parcialmente coloreados, pues desde que empezaron a congregarse a las 9 de la mañana fueron rociados con kilos de pintura. La actividad posterior estuvo presidida por la vistosidad del Holi Boom, con varios lanzamientos colectivos de polvos de colores que colmó a los participantes.