28 de octubre de 2019
28.10.2019

Tropiezo en el asalto a otro récord mundial femenino

Dos caídas frenaron a la favorita Sifan Hassan, segunda pese a todo

28.10.2019 | 04:15
Tropiezo en el asalto a otro récord mundial femenino

València aspiraba a lo máximo, a lograr un cuarto récord del mundo por tercer año consecutivo, pero se quedó con la miel en los labios. Contaba con una alineación de auténtico lujo en mujeres para asaltar la plusmarca mundial de Joyceline Jepkosgei en 2017 (1:04:51) tras un 2018 que dio el récord en el Mundial de Medio Maratón en carrera sin liebres masculinas, y el del suspendido cautelarmente Abraham Kiptum en el Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP, que Copenhague batió este mismo mes.

Todas las miradas estaban puestas en la campeona del mundo de 1.500 y 10.000 en Doha, la holandesa Sifan Hassan, sin desmerecer a otras aspirantes como Senbere Teferi y Joan Chelimo. Aunque el grupo de tres favoritas cubrió los primeros cinco kilómetros por debajo del récord del mundo, dos caídas, de Hassan, una en el km 2, y otra en el km 10, acabaron de descolgarla, si bien sus liebres le ayudaron a no alejarse y poder pelear por el podio. Al final fue segunda a 21 segundos de la etíope Teferi, que hizo marca personal y récord de su país (1:05:32), pero a 41 segundos del récord del mundo. Tercera fue Joan Chelimo (1h06:09).

Minutos antes había ganado en categoría masculina su compatrioata Yomif Kejelcha, con 59:05, tras romper el cuarteto con un sprint de 700 metros. Tras él, Bernard Ngeno (59:07), Leonard Barsoton (59:09), Jemal Yimer (59:09), Shadrack Kimining (59:40) y Geoffrey Kimutai (59:56), seis hombres con marcas por debajo de la hora, un listón que por noveno año consecutivo batió València. Las cuatro primeras, además, entre el Top-10 mundial del año según el ranking de la IAAF.

Paco Borao, presidente de la SD Correcaminos, organizadora de la prueba junto a la Fundación Trinidad Alfonso y el Ayuntamiento de València, abrió la rueda de prensa pidiendo disculpas a Sifan Hassan «por el desastre de su caída, lo sentimos», antes de hacer una valoración «más que buena» de la carrera pese a no haber podido disfrutar de un año más de un récord mundial.

«El primer récord y mejor termómetro son las inscripciones. Y 17.500 con 3.000 en lista de espera, salen 20.000, cinco mil más que hace un año. Ha salido el día perfecto para correr, y llevamos nueve años por debajo de la hora», ágregó Borao. «Hemos tenido mala suerte de que la atleta con mayores expectativas por físico y resultados y que era candidata a récord del mundo se ha caído, atropellada por otro atleta, dos veces», apuntó Borao, «pero esto también es deporte. Los tiempos que han hecho se han acercado bastante. El crono de la ganadora es excelente y redunda en beneficio de atletas de élite y de la fama de València como circuito para hacer récords», y destacó la actuación de los españoles Chiki Pérez y Laura Méndez con dos grandes marcas en su debut, así como la ausencia de incidencias médicas graves en una carrera Etiqueta Oro de la IAAF desde hace años y que en 2019 se ha estrenado en el circuito mundial SuperHalfs.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook