13 de junio de 2018
13.06.2018

Contra el acoso escolar

13.06.2018 | 04:15

¿Le ves? Dime que ves ese niño al que pegas, insultas, amenazas e intimidas cada día de su triste vida. Se intenta defender porque siente que no puede más, que va a explotar y los profesores le regañan porque ellos piensan que el malo es él, cuando solo pide un poco de paz, esa paz que tú le quitas. Piénsalo, le estás destrozando la vida. Un juego de niños mal jugado que puede acabar en lágrimas, en sonrisas perdidas, incluso en muerte.

Mírale, es un niño igual que tú. ¿De verdad crees que se merece menos respeto que tú por ser diferente, por no defenderse?. Mírale una vez más, ¿no crees que es suficiente con no tener amigos y que vayas tú y todos los días, sin parar, le humilles delante de todos y logres que se rían de él? Mírale y dime si crees que es feliz. Y ahora, ¿sigues teniendo ganas de meterte con el?

Después de dejarle ese dolor que le quedará para el resto de su vida –aunque pase el tiempo, él no se olvidará– ¿quieres seguir arruinándole la vida? Pensarás que exajero, pero no es cierto. Hay personas que le dan la espalda a este tipo de problema, que piensan que no es nada, sino un juego. No me queda nada más que decir, solo que todos somos culpables de un mismo hecho. No penséis que no podéis hacer nada cuando, en realidad, con solo un pequeño gesto basta para parar todo esto.

Sé que solo una persona no basta para cambiar el mundo, por eso tenemos que poner cada uno de nuestra parte para que esto acabe. Pegarse no es un juego, así que evitemos más tragedias. Dí no al bullying y di sí a un mundo mejor lleno de paz y amor. Eva María Peralvo Rodríguez. Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook