09 de julio de 2018
09.07.2018

Una decisión condicionada

09.07.2018 | 04:15

A la hora de escoger una carrera para estudiar, lo primero en que piensan muchos jóvenes no es lo que les interesa, sino cuál puede tener más salidas laborales puede tener. Gran parte de esta decisión la inculca la sociedad, ya que incita a trabajar en un oficio para conseguir una remuneración económica considerable. Con lo cual, la solución es renunciar a aquello que desean por el simple hecho de pensar ¿y si no encuentro trabajo en un futuro? Pero el problema será quizás que trabajará de algo sin motivación alguna.

Los jóvenes que piensan esto están equivocados. Porque si estudian aquella carrera por la que se sienten una vocación, se darán cuenta de que en un futuro le dedicarán mucho esfuerzo y conseguirán un trabajo. Por tanto, no hay que dejarse influenciar por la sociedad y estudiar lo que realmente te motiva. Nuria Doménech Ruiz. València.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook