11 de agosto de 2018
11.08.2018

#ifLlutxent

11.08.2018 | 04:15

El jueves por la tarde, después de 48 horas angustiosas pude acceder a mi vivienda y comprobar en primera persona el estado de la misma. Entiendo que al ser una zona de riesgo no se me permitiera entrar hasta ese momento. Pero durante esas 48 horas los afectados por el incendio de Llutxent sufrimos la angustia del qué será, la incertidumbre de no saber si nuestra casa seguía en pie, si quedaría algo, y vimos como circulaban imágenes, muchas veces, de casas y daños que ni siquiera pertenecían al incendio.

Por eso ahora quiero reflexionar sobre la cobertura informativa que se ha estado llevando del mismo. La prensa sin ningún tipo de pudor ha dejado a un lado la ética periodística para conseguir mayor audiencia. No todo vale.

Muchos vimos a las reporteras de À Punt y TVE haciendo oídos sordos a la evacuación. ¿Hasta dónde son capaces de llegar los periodistas por un directo? ¿Dónde está la información para los lectores de Levante-EMV en una imagen de afectados llorando? Bravo por el periodismo.
Cadenas nacionales como La Sexta y Telecinco ponían en bucle imágenes de casas con graves daños en zonas de acceso restringido. También medios locales como Onda Naranja Cope recopilaba imágenes y creaba un álbum únicamente de fotografías, sin ni siquiera un pequeño texto o pie de foto. El morbo primando siempre antes que la información.

Algunos políticos locales que visitaban zonas como Montesol o Montepino no dudaban en compartir a través de sus cuentas en redes sociales imágenes y vídeos de casas afectadas cuando, a esas horas, todavía no se había informado de su situación a los propietarios. Puro marketing político.

Greenpeace también aprovechaba la situación para defender los planes de autoprotección e incendios urbano-forestales y publicaba a través de redes sociales imágenes exclusivas de los daños. En su web se permitían crear una sección con imágenes de casas calcinadas demostrado muy poca sensibilidad. Y yo me pregunto: ¿Se consigue defender los planes de autoprotección con esas imágenes?
No quiero terminar sin agradecer profundamente la labor de todos los que han colaborado en las tareas de extinción del incendio de Llutxent. Bomberos, brigadistas, voluntarios de Cruz Roja, vecinos, psicólogos, veterinarios, técnicos, personal del ayuntamiento de Gandia y políticos para los que no tendré nunca suficientes palabras de agradecimiento. Para todos ellos, Gracias. Maite Fernández. Vecina Urb. Montesol. Gandia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook