28 de diciembre de 2018
28.12.2018

Laura Luelmo

28.12.2018 | 20:47

He pensado que todos indirectamente participaron en el deceso. Los que le alquilaron la casa sin avisarle que tenía un exconvicto enfrente,los del pueblo que nada le debieron decir por lo acontecido y su interés por alquilar la casa. Ahora todo son lloros,pésames,sentimientos encontrados y diciendo la alcaldesa que nadie les había informado que en el pueblo vivía una person a con pasado asesino y proviniente de la cárcel.Otro grave delito de una persona que no se ha reintegrado en la sociedad y que no le ha servido de nada está diecisiete años en prisión puesto que ha vuelto a reincidir en el asesinato de una persona que solo quería superarse en su trabajo como maestra interina en un pueblecito andaluz,siendo ella de Zamora. Que Dios la tenga en su gloria,aunque creo que mejor hubiera sido que le hubiera evitado su asesinato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook