Roger Lorgeoux, Castelló

El portavoz del PSPV-PSOE en el Ayuntamiento de Castelló, Ignacio Subías, denunció ayer que el equipo de gobierno del PP se ha gastado más dinero en la campaña informativa sobre el desvío de la AP-7 durante este verano que en la propia liberalización. Así, según explicó, «en este consistorio nos cuesta más lo que se anuncia que la medida en sí, porque para advertir a los conductores sobre la gratuidad de la autopista se ha invertido 25.176,28 euros, mientras que para permitir el paso de los camiones se ha pagado el 30% de los 70.000 euros que en su día cifró el alcalde, Alberto Fabra, como total, es decir, 21.000 euros».

Subías calificó de «barbaridad» la «incapacidad del Partido Popular», precisó, aunque admitió que su actuación en el ayuntamiento no le sorprende, toda vez que «su mala gestión es una tónica constante desde que gobierna».

Colapso en el núcleo urbano

El líder socialista insistió en el caos circulatorio que se vive la ciudad y recordó cada uno de los incumplimientos, anunciados como promesas electores, con vistas a mejorar el tráfico. «La situación está igual que hace cinco años; los accesos son insuficientes, la ronda sigue sin acabarse pese a que el PP está en el gobierno desde 1991, los aparcamientos se quedan cortos y el transporte público resulta ineficaz», detalló. «Además, nos encontramos con que la peatonalización de las calles del centro se está haciendo a ritmo cansino, al igual que la creación de zona azul, mientras que los taxis no dan una solución a los ciudadanos por falta de verdaderas alternativas a cargo del equipo de gobierno», añadió.

Subías exigió a Alberto Fabra que «trabaje más por la ciudad», al mismo tiempo que rogó al PP que «deje de buscar la confrontación con otras administraciones, haciendo oposición de la oposición».

En este sentido, el portavoz socialista consideró inoportuno que «el equipo de gobierno continúe sacando el tema sobre que el Gobierno central no ha participado en el desvío de la AP-7, cuando resulta que ha sido el PSOE el que ha impulsado el desdoblamiento de la Nacional 340, el mismo que el PP nunca movió, a pesar de sus numerosos años al frente del Ejecutivo».

Subías aseguró que «la actitud del alcalde nos deja pasmados, porque no se da cuenta que si busca el diálogo y se preocupa de verdad por los ciudadanos, nos tendrá a su lado. No comprendemos cuál es la rentabilidad política de utilizar una táctica que se base en la confrontación permanente».