S. Barberá, Castelló

El director general de Enseñanza de la conselleria de Educación, Josep Vicent Felip, hace una serie de recomendaciones ante el eclipse. La protección ocular debe mantenerse durante todo el tiempo, desde el principio hasta el final del eclipse, incluso cuando sólo es visible una pequeña parte del sol. Además, se debe apartar la mirada frecuentemente. Tampoco hay que mirar directamente al sol, a menos que se utilice filtros especialmente diseñados para este propósito. Dichos filtros deben ser capaces de absorber un nivel suficiente de intensidad de luz en todo el rango del espectro, de modo que transmitan menos del 0,003% de la luz visible y menos del 0,5% de la radiación infrarroja.

Se puede mirar el eclipse a través de una proyección solar, haciendo pasar la luz solar a través de un telescopio y enfocando nuestra imagen en una pantalla de pequeño tamaño. Otro método es emplear una cámara oscura. Una forma segura de ver el eclipse de sol es a través de las imágenes de televisión y de páginas web, que los transmiten en directo.

En los niños que por su edad no tengan la capacidad para seguir las normas de protección, hay que asegurarse de que no miren al sol directamente, resguardándolos en un lugar que no permita mirar directamente al sol.