25 de agosto de 2012
25.08.2012
Rafael Gisbert

"Si unos padres quieren este modelo y no pueden pagarlo; el Estado debe ayudar"

25.08.2012 | 02:00

Gisbert ofreció ayer su visión personal sobre la polémica de los centros segregadores en calidad de subdirector del colegio del Opus Dei Miralvent, uno de los dos centros que discriminan por sexo en Betxí y que reciben financiación de la Generalitat Valenciana.


¿Qué le diría a quienes defienden que es un modelo de tiempos dictatoriales y que contradice la igualdad de oportunidades y las posibilidades de aprendizaje de los niños/niñas?
Les diría que la Constitución Española, la Declaración Universal de Derechos del hombre y otros ordenamientos jurídicos internacionales que defienden la libertad de enseñanza por parte de los padres, se aprobaron en un clima histórico democrático y libre.
El Supremo advierte que la educación diferenciada puede ser elección de los padres, pero no con dinero público (en este caso un concierto) ¿Cree que es razonable mantener la financiación con dinero público a su centro después de las dos sentencias del Supremo sobre Cantabria y Andalucía?
Si unos padres, que están en su derecho, quieren este modelo de enseñanza -ni mejor, ni peor-  y no pueden pagarlo... ¿Qué debe hacer el Estado en virtud del artículo 27 de la Constitución? Hacer todo lo posible para que esos padres puedan acceder a este tipo de educación. Es legítima entonces la ayuda estatal a esos padres.
¿Puede generar un trauma o una carencia de socialización con personas de otro sexo este tipo de segregación en las aulas? 
Yo estudié en un colegio diferenciado y no estoy traumatizado... Me parece oportuno hablar de educación diferenciada y no segregada. Hombres y mujeres somo iguales, pero diferentes. La diferencia ni quita, ni añade nada a la igualdad. La diferencia no segrega. Podríamos poner este adjetivo a los pasados Juegos Olímpicos de Londres (diferenciados e igualitarios), pero nunca diríamos que son olimpiadas segregadas porque compitan hombres y mujeres separadamente. La educación diferenciada es un modelo más, ni mejor, ni peor. Es una opción libre por la que optan los padres.
¿Cuáles son las ventajas de esta educación diferenciada?
Es evidente que en la adolescencia las niñas van dos o tres años más adelantadas que los varones. En esa época tiene ventajas el educarlos de modo diferenciado atendiendo a sus ritmos diferentes. Pero insisto, no se trata de hablar de que este modelo sea mejor o peor, es diferente. 
¿Confían en que podrá continuar su concierto con la Generalitat Valenciana?
Sí. Confiamos en que nuestros gobernantes ayuden a las familias a respetar su libertad de elección y pongan todos los medios para que puedan acceder a cualquier tipo de centro educativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine