Cruz Roja Vila-real impartirá clases de refuerzo a los niños de entre 6 y 16 años en riesgo de exclusión social y cuyas familias no dispongan de recursos económicos recibir clases de apoyo tras el horario lectivo, desde las 17:30 hasta las 19:30 horas. "Atenderemos a los jóvenes que nos deriven desde Servicios Sociales, los colegios o aquellas personas a las que atendemos en Cruz Roja y, les haremos entrega de un lote de material escolar y merienda", explicó la responsable del nuevo proyecto de la entidad, Neva Rubio, que presentó la iniciativa social junto a la presidenta de la entidad, María Arrufat.

Las clases se impartirán a partir de octubre en l'Espai Jove y serán 10 los voluntarios, entre ellos estudiantes universitarios, maestros o profesores de instituto, los encargados de ayudar a los alumnos.

La presidenta de la entidad señaló que no descartaban ampliar esta actividad "pero queremos empezar poco a poco haciendo las cosas de forma correcta" y aseguró que estas clases "no surgen para hacer competencia a las academias privada ya que los alumnos a los que atenderemos no tienen recursos para hacer frente a esas clases".

Arrufat también avanzó que, junto a la Concejalía de Servicios Públicos, se está trabajando en la preparación de otro tipos de ayudas como lotes de higiene del hogar y personal, alimentos infantiles o material escolar.

Coordinación

"Es importante coordinarnos con los servicios municipales para evitar que las diferentes entidades que prestamos ayuda en la localidad nos solapemos. Debemos saber dónde llega cada uno para cubrir las necesidades que tenga la sociedad", destacó la presidenta de Cruz Roja Vila-real.

Por su parte, la edil de Servicios Sociales, Mònica Álvaro, agradeció que Cruz Roja "se preocupen por esta carencia que existía en la localidad" y que "sean un acompañamiento allá donde no llegamos los servicios municipales".