La Comisión de Infraestructuras de la Diputación de Castelló aprobó ayer tres nuevas actuaciones en materia hídrica para los municipios de Vilanova d'Alcolea, Vilafranca del Cid y Zucaina con una inversión total de 53.500 euros. De este modo, según la línea marcada por Javier Moliner, se refuerza la acción de la diputación para solventar los problemas derivados del ciclo integral del agua que sufren los pequeños municipios.

Esta medida surge después de que el presidente provincial mantuviera una reunión con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, con tal de que analizara la cesión a las diputaciones de todas las competencias referentes al ciclo integral del agua. "Somos quienes mejor conocemos el problema porque somos quienes más cerca estamos de los ayuntamientos y quienes más capacidad tenemos".