A la senadora del PP Araceli Peris se le ha acabado atragantando la iniciativa en defensa del sector cerámico con la que buscaba su cuota de protagonismo en la cámara alta. La negativa de su grupo a pedir en la misma moción que no se aplique al azulejo la tasa del gas ha situado a la senadora en el punto de mira de la oposición. El PSPV incidió en que Peris votó en el pleno del Ayuntamiento de l'Alcora lo contrario que en el Senado.

El senador socialista por Castelló, Enrique Navarro, pidió ayer al PP que "no repita el error cometido esta semana en el Senado, donde rechazó la propuesta del PSOE de paralizar la tasa de gas que amenaza seriamente al sector cerámico". Ofreció un pacto al resto de formaciones "para que todos los parlamentarios de la Comunitat Valenciana podamos trabajar conjuntamente para lograr en las Cortes Generales que se excluya al sector cerámico de la tasa de gas". El senador socialista insistió en que "errores como el de esta semana le pueden costar muy caros a la provincia de Castelló porque si finalmente la tasa se aplica al sector, supondrá el cierre de muchas empresas y la destrucción de puestos de trabajo, lo último que necesita Castelló con casi un 30% de desempleo".

En este sentido, pidió a los responsables del PP que "sean coherentes, ya que, las contradicciones de los últimos días entre el conseller de Industria, el propio presidente de la Generalitat, el presidente de la diputación y hasta incluso del alcalde de Castelló hacen difícil mantener una postura firme". Además, denunció "la incoherencia de la senadora Araceli Peris, que, como concejala de l'Alcora, votó a favor en el pleno de agosto de la propuesta que, esta misma semana, ha rechazado en el Senado". "Para los socialistas -insistió el senador-, la tasa no debe aplicarse en ningún caso, al igual que hacen el resto de países europeos, ya que nos hará menos competitivos respecto a países como Italia".

En la misma línea, el diputado de Compromís por Castelló, Josep Maria Pañella, criticó "que fuera justamente una senadora de l'Alcora, Araceli Peris, quien se encargara en nombre del grupo del PP de rechazar la propuesta que pedía al gobierno excluir este sector de la tasa mencionada. Y aún consideramos más deplorable que lo hiciera agarrándose a argumentaciones supuestamente técnicas, según las cuales la propuesta debía haber sido presentada a la comisión de Industria y no a la de Economía". Pañella argumentó que "la absurdidad de esta respuesta es aún más evidente si tenemos en cuenta que, cuando el ministro de Industria habló por primera vez de la tasa en cuestión, fue el ministro de Economía quien le salió al paso y declaró que no se aprobaba ninguna nueva tasa sin su consentimiento. Esto pone en clara evidencia a Araceli Peris, que lo tendrá difícil para explicar a sus votantes y conciudadanos de l'Alcora las razones de su rechazo".

Por su parte, la diputada de EU Marina Albiol anunció ayer que su grupo en las Corts llevará al pleno una propuesta de resolución en contra de la nueva tasa que gravará al sector cerámico. Albiol manifestó que el PP "está haciendo un doble juego intolerable, ya que por una parte defiende en Madrid la necesidad de la tasa, mientras que en Valencia se opone".