El juzgado de lo contencioso administrativo número dos de Castelló ha fallado, una vez más, a favor del Ayuntamiento de Segorbe tras la denuncia interpuesta por un particular contra la aprobación de un modificado del proyecto de urbanización de la UE-25 situada en la pedanía segorbina de Cárrica.

Así lo dio a conocer ayer el concejal de Urbanismo, Ángel Berga, quien ha explicado que el juez "ha vuelto a amparar al ayuntamiento en los siete contenciosos que este particular ha puesto contra el consistorio con relación a la UE 25".

Tal y como ha explicado el concejal, el juzgado dictamina que el ayuntamiento "ha actuado correctamente y de acuerdo con la legislación aplicable en el procedimiento de aprobación de la modificación del Proyecto de Urbanización". En este sentido, Berga ha explicado que la modificación, corresponde a la colocación de un nuevo centro de transformación de 630 kVa y de una red subterránea de baja tensión que tuvo que realizarse "por el largo proceso de desarrollo de la UE debido a los distintos contenciosos interpuestos".

Esta modificación se basaba en un nuevo informe de la empresa Iberdrola con fecha del 14 de mayo de 2009, "como consecuencia de la caducidad del emitido anteriormente y la necesidad de solicitar un nuevo informe al comienzo de las obras". Asimismo, Berga ha destacado que esta nueva modificación que supuso un coste añadido a los vecinos de la UE-25, "se justificó técnicamente por circunstancias sobrevenidas que no pudieron ser previstas inicialmente, ya que se debieron a nuevas situaciones fácticas y a exigencias de las compañías eléctricas suministradoras".

Berga ha querido dejar claro que la sentencia también advierte al denunciante que, frente a su arremetimiento contra los profesionales técnicos del ayuntamiento en la ejecución del proyecto, el juez ha señalado que el arquitecto redactor del proyecto y director de las obras "merece credibilidad; tal y como ha quedado demostrado".