Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Almassora multa a un vecino con 3.000 € por tener un perro peligroso sin licencia

El ayuntamiento intensifica las sanciones por tener animales sin censar o por molestias a vecinos para reforzar el cumplimiento de la ordenanza

El distrito marítimo es una de las zonas con más problemas. s. f.

El Ayuntamiento de Almassora multará a M. A. V., responsable de un perro de raza bull terrier, catalogado como potencialmente peligroso, con más de 3.000 euros por incumplir la normativa de tenencia de animales de la localidad. El propietario del animal, según señaló el consistorio, cometió una «infracción administrativa muy grave» al carecer de licencia para la tenencia del mismo. Por estos hechos deberá pagará 2.404,05 euros. Además, también hará frente a dos denuncias de 300 euros cada una por no identificar al perro potencialmente peligroso y omitir la inscripción registral del animal.

Por otro lado, la administración local continúa la tramitación de cinco expedientes más contra el propietario de cinco canes, I. G. C., uno por cada animal. El Ayuntamiento de Almassora multará a este residente de la localidad con hasta 3.000 euros por no censar a sus cincos perros en el registro de mascotas domésticas. El consistorio, de esta manera, mantiene abierta la campaña para cumplir con la ordenanza municipal reguladora de la tenencia de animales.

La normativa califica de leve la infracción detectada por los agentes, por lo que establece multas de entre 30,05 y 601,1 euros por cada denuncia. Al tratarse de cinco perros no censados, el propietario de las mascotas, que no son de raza peligrosa, podría pagar hasta 3.000 euros por incumplir la legalidad municipal vigente.

Focos más habituales

Las inmediaciones de la avenida Generalitat, así como el entorno de la senda de la desembocadura y el distrito marítimo, son los focos más habituales de vulneración de la normativa. Los dueños aprovechan los espacios abiertos para pasear a sus perros, sin seguir, en algunos casos, la ordenanza municipal. Es el caso de J. F. M., que también podría pagar 600 euros por pasear sin cadena a su can, cruce de galgo y pastor alemán, por la calle Vicent Serra.

Otro vecino de Almassora, que responde a las iniciales J. C. L., se enfrenta a una denuncia grave valorada en 300 euros por incumplir la obligación de identificar a su mascota, un animal calificado como potencialmente peligroso. Leve es la sanción que pagará M. A. C. por pasear a su perro por la arena de la playa de Ben Afelí, de acceso prohibido para las mascotas, idéntica a la de otro vecino, C. L., denunciado por los mismos hechos.

Las molestias de los ladridos al vecindario son la causa de las denuncias a M. L. G y D. M. M, valoradas en 30 euros en cada caso. Este último infractor se enfrenta a 60 euros más por no censar a sus dos perros y no impedir que ensuciaran la vía pública en el entorno de Santa Quitèria.

Compartir el artículo

stats