El Ayuntamiento de Benicàssim llevará al pleno del viernes la aprobación del último documento para activar el Plan Especial del Desert de les Palmes que comenzó a idearse en el 2007. Según indicó el edil de Cultura y Patrimonio, Mauro Soliva, «una vez aprobado por el ayuntamiento quedará a expensas del pronunciamiento de conselleria».

En cuanto a las alegaciones presentadas, Soliva informó que no han sido de gran importancia «y la mayoría se han incorporado». Los márgenes de servidumbre de la carretera o la señalización de los cruces de caminos con los barrancos advirtiendo que se pase por un cruce con peligro de riada, son algunos de los temas que el ayuntamiento ha incorporado. El equipo de gobierno informará esta mañana a los grupos de la oposición durante la Comisión Informativa.

El principal objetivo del plan es preservar y recuperar los valores medioambientales del Desert (declarado Bien de Interés Cultural en el 2005 con la categoría de Conjunto Histórico), establecer una normativa eficaz para la adecuada restauración arquitectónica del patrimonio, preservar la flora y fauna autóctonas y poder realizar una indagación arqueológica de los restos del Convent Vell y otros elementos desaparecidos.

El nuevo plan presenta algunas modificaciones respecto al elaborado en un primer momento por el consistorio, la Fundación Desierto de las Palmas (Orden los Carmelitas Descalzos) y la Universidad Politécnica de Valencia. El plan inicial contemplaba varios proyectos que hoy no caben.

Las modificaciones están relacionadas con la eliminación de nuevas construcciones y, en su lugar, rehabilitar edificios. También desaparece el huerto solar proyectado para contribuir con energía más limpia «pero económicamente y medioambientalmente no se podría hacer», así como la eliminación de una zona peatonalizada. El centro de convenciones proyectado en un área de 9.000 metros cuadrados pasará a tener una extensión de alrededor de 3.000 metros. Asimismo, en vez de generar un nuevo edificio para la contemplación, el nuevo proyecto aborda la rehabilitación de la ermita del Ángel y las dependencias del Obispo, entre otros.