Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Castelló registra en trece días cuatro atropellos a peatones que cruzaban por un paso de cebra

Dos de los arrollados eran menores de edad y uno de ellos falleció Ambos fueron embestidos en la avenida del Mar de la capital de la Plana

La ciudad de Castelló ha registrado estas semanas el peor balance de atropellos. En apenas trece días, cuatro personas han sido arrolladas cuando circulaban por un paso de peatones, uno de ellos grave y otro, el último, con resultado de muerte. Se da la circunstancia, además, de que dos de ellos eran menores de edad. El primer atropello tuvo lugar el lunes 9 de junio cuando un niño circulaba en bicicleta por la avenida del Mar y cruzó por un paso de peatones, subido en la bici. El impacto le produjo importantes lesiones que requirieron el ingreso en la Unidad de Cuidado Intensivos (UCI) del Hospital General de Castelló, del que le dieron el alta la semana pasada, según confirmaron ayer fuentes hospitalarias.

La semana pasada, los días 18 y 21 de junio, hubo sendos atropellos en la avenida María Rosa Molas y la calle Benicarló en los que las personas implicadas no revistieron heridas de gravedad, aunque también fueron trasladados al hospital, el primero por el golpe recibido y el segundo, una mujer, al parecer, para operarle de urgencia de una muñeca. El atropello más trágico tuvo lugar el pasado sábado en la avenida del Mar con el fallecimiento de un niño de 13 años cuya causa se ha remitido al juzgado de instrucción de guardia para esclarecer las circunstancias ya que algunos testigos apuntaban a que había cruzado con el semáforo en rojo.

Tal como han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el juzgado aún ayer no había recibido el atestado y los resultados de la autopsia, que se realizó también ayer, pero ya hay una causa abierta por atropello mortal, aunque no hay ningún detenido. A lo largo del proceso se tendrá que tomar declaración a los testigos y al conductor para esclarecer las causas del siniestro. Por su parte, la Policía Local confirmó que el conductor dio negativo en el test de alcoholemia e iba a una velocidad adecuada al tipo de vía.

Debate

Ante estos hechos se ha planteado el debate sobre la adecuada ubicación y regulación de los pasos de cebra y la velocidad que alcanzan algunos conductores en viales como el de la avenida del Mar. No obstante, el reglamento de seguridad vial ya advierte de que el peatón, junto a los ciclistas y los motoristas, es el más vulnerables ante un accidente de tráfico. Entre otras cosas, porque el impacto de un coche a 50 kilómetros horas contra una persona equivale a una caída desde un quinto piso, según estimaciones de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Es por ello que establece unas reglas fundamentales para garantizar la seguridad del más vulnerable, y que es el peatón. La primera, y principal, es que «solo se debe invadir la calzada cuando se observe que los vehículos se han detenido y puede cruzarse con seguridad».

En los pasos para peatones señalizados mediante la correspondiente marca vial, aunque tienen preferencia, «solo deben penetrar en la calzada cuando la distancia y la velocidad de los vehículos que se aproximen permitan hacerlo con seguridad».

Si se trata de una calle de doble sentido de circulación, (vehículos circulan por la derecha y por la izquierda) es necesario asegurarse que se ha observado bien a los vehículos que circulan en ambos sentidos. Para estar seguros debemos mirar tres veces y en este orden: izquierda, derecha y otra vez a la izquierda.

Si el paso de peatones está regulado por semáforos, no se debe cruzar con el semáforo para los peatones en rojo, aunque no circulen vehículos por la calzada. Tampoco se debe cruzar hasta no estar seguro de que los vehículos están detenidos, aunque el semáforo esté en verde. Los ciclistas deben cruzar por el paso para ciclistas ubicado normalmente en paralelo junto al paso de peatones. Y en el caso de que no exista, tendrán que bajar de la bici y cruzar a pie como el resto de peatones.

Compartir el artículo

stats