El secretario de urbanismo de Compromís en Castelló, Ignacio García, instó ayer al Ayuntamiento de Castelló a impulsar un plan de seguridad para los peatones en las calles por las que transcurrirá el Tram. «La ciudad está sufriendo muchos cambios para adecuarla al paso del Tram, y es necesario que estos cambios sean interiorizados por la ciudadanía para evitar accidentes», sostuvo García.

Según el responsable de Compromís, «las señales luminosas del suelo que hay en algunos tramos de la plataforma no son conocidas por la gran mayoría de la ciudadanía; además, hay un desconocimiento generalizado sobre su funcionamiento». Añadió que la calle Colón «será un punto conflictivo, ya que los peatones se han hecho en una calle que en la práctica lleva años sin apenas tráfico, y la llegada del Tram implicará nuevos hábitos».

Por ello, García sostuvo que «hay un plan de seguridad para el bucle del Tram, con señalizaciones horizontales y, si fuera necesario, con barreras verticales, para evitar accidentes».

Cabe recordar que una mujer resultó herida el pasado mes de enero tras ser atropellada por un autobús urbano en la plataforma del Tram de Escultor Viciano.