El propósito del Ayuntamiento de Orpesa de cambiar el carácter privado de la calle Torre Paquita para abrirla al público no ha sido bien recibido en Portomar, complejo residencial por el que trascurre la vía. Los vecinos consultados por este diario coincidieron en apelar a la sentencia del TSJ valenciano, que dictaminó que el vial pertenece a la urbanización, para oponerse a este proceso. El consistorio se acoge a que la calle figura como pública en el PGOU. Se quiere que los edificios Mar de Oropesa tengan una salida directa a la playa de la Conxa.

«No entiendo la necesidad para que la calle sea general», indicó un propietario de Portomar. Este vecino recordó que la vía únicamente fue abierta durante el periodo en el que se ordenaron retirar las vallas de acceso y el TSJ valenciano tardó en pronunciarse sobre la situación. «¿Por qué tienen que emplear los ayuntamientos su poder en contra de una sentencia?», se preguntó este hombre.

«Estamos descontentos. El TSJ dijo que el vial era nuestro», incidió otro residente de Portomar. Este vecino argumentó que Torre Paquita «no es una calle para pasar coches» debido a sus características. Además, recordó que la vía cuenta con plazas de aparcamiento «cerradas» que quedarían al descubierto si se abre la zona al público. «No voy a valorar lo que haga el ayuntamiento. Que haga lo que tenga que hacer», aseguró. «No me parece bien lo que se quiere hacer. Hemos ganado un juicio», señaló otro de los propietarios consultados.

«Dicen que es para dar salida a los bloques de Mar de Oropesa pero tienen acceso por la calle Columbretes», aseguró otra de las personas preguntadas. Este propietario recordó que «la justicia nos dio la razón», por lo que lanzó la posibilidad de actuar por lo penal si no se respeta la privacidad. Este diario intentó contactar sin éxito con la comunidad de vecinos. El pleno de Orpesa aprobó anteayer de manera provisional un proyecto para gestionar directamente el PAI en el que se halla la vía con tal de adaptarla a la normativa vigente, cuyo coste de 320.000 euros deberán asumir los vecinos. El consistorio pretende llegar a un acuerdo con los propietarios para modificar el uso de la calle para que sea pública. El equipo de gobierno recuerda que Torre Paquita debe ser abierta según el PGOU.