Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP coge la bandera de los «bous al carrer» en busca del voto popular

El partido conservador patrimonializa la fiesta taurina en su nueva ofensiva para que sea BIC

El PP castellonense refuerza su perfil populista de cara a las municipales del próximo año, en las que podría perder varias alcaldías clave si se repitieran los resultados de las europeas de mayo. Si en anteriores ocasiones enarboló las banderas del agua, de la lengua o del «parany», ahora coge la de los «bous al carrer», una tradición con fuerte arraigo y tirón social en la provincia.

En un denso pleno de cuatro horas de duración, el PP presentó una sola moción para pedir al Consell que declare la fiesta de «bous al carrer» Bien de Interés Cultural (BIC). Los populares cuidaron la puesta en escena y movilizaron a los concejales de fiestas de varios municipios taurinos, así como al presidente de la Asociación en defensa de las tradiciones de Bous al Carrer. La excusa es que se han cumplido ya dos años desde que el gobierno valenciano intentó sin éxito declarar BIC los festejos taurinos y el expediente se ha archivado, por lo que se puede solicitar de nuevo. El presidente de la diputación, Javier Moliner, incluso agitó el espantajo de Cataluña al recordar que en la comunidad vecina se prohibieron las corridas de toros. De ahí que justificara la necesidad urgente de blindar la fiesta de «bous al carrer», dado el «sometimiento» de la izquierda valenciana respecto a la catalana.

El PSOE se abstuvo y Compromís votó en contra. Ambas formaciones coincidieron en que la solución pasa por que el Consell consiga el informe favorable de los órganos consultivos, tal como establece la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano.

Tenso debate sobre la monarquía

Con algo de retraso, la diputación abordó ayer el debate sobre la monarquía que ha generado la abdicación de Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI. El PP defendió el actual sistema de monarquía parlamentaria, el PSOE planteó una reforma constitucional que consagre el modelo federal, mientras que Compromís solicitó un referéndum sobre la Jefatura de Estado.

El PP incidió en las contradicciones internas de los socialistas, que defienden en la Comunitat un modelo federal que no secundan en Madrid. «No pueden mantener el mismo discurso en diferentes sitios. El PSPV está muerto en Castelló», proclamó el portavoz popular, Miguel Barrachina. El socialista Francesc Colomer cargó contra el PP, al que acusó de no ser «ni monárquico ni republicano: son caciques». El portavoz de Compromís, Enric Nomdedéu, también ahondó en las contradicciones del PSOE y le acusó de falta de valor por no plantear abiertamente el debate entre monarquía y república.

El vertedero de Tales podría acoger basura de nuevo

La diputación acordó ayer ceder el vertedero de Tales, sellado en 2010, al consorcio que gestiona los residuos de la zona centro de la provincia. El diputado de Medioambiente, Mario García, aseguró que la cesión no implica la reapertura. Sin embargo, todo indica que el vertedero volverá a utilizarse para enterrar parte de los residuos que genera la planta de Reciplasa de Onda.

El vaso que se cerró en Tales no se reabrirá. Sin embargo, sí que es previsible que se utilice la zona de ampliación, que dispone de autorización ambiental integrada. En estos momentos, la planta de Reciplasa está derivando el rechazo (los residuos que no se pueden reciclar) a los vertederos de Algímia y Cervera. Una situación motivada por el cierre del vertedero de Onda y por el retraso de la planta que transformará el rechazo en combustible para las fábricas cementeras.

Cuando la planta de combustible de Reciplasa sea una realidad, absorberá el 90 % del rechazo y habrá un 10 % al que habrá que dar salida. De ahí que se plantee la posibilidad de hacer uso del vertedero de Tales, aprovechando que ya dispone de los permisos ambientales preceptivos.

Plan de alimentación infantil insuficiente

El PP rechazó la propuesta del PSPV que pedía que la diputación desarrolle un plan de apoyo a la alimentación infantil que cubra las necesidades de los menores en situación de riesgo durante los meses de verano en que no hay comedor escolar. El PP recordó que el Ministerio de Sanidad y la Generalitat ya han puesto en marcha un plan estival, dotado con 1.250.000 euros. Sin embargo, sólo pueden acogerse los municipios de más de 20.000 habitantes (apenas ocho de los 135 de la provincia de Castelló) y los de menos de 20.000 que tengan al menos 20 niños en situación de exclusión social. PSPV y Compromís incidieron en que el programa no se ajusta a la realidad provincial y es insuficiente.

Rus adelanta de nuevo a Moliner

También señalaron que el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, ha destinado medio millón de euros a mantener las becas de comedor durante los meses de verano para evitar que los niños con problemas pierdan su comida principal. Una vez más, la Diputación de Valencia va más allá que la de Castelló. Ya ocurrió cuando mantuvo el servicio de teleasistencia suprimido en la provincia de Castelló o cuando puso en marcha un programa de turismo para la tercera edad.

Reunión urgente por el agua

El presidente Moliner anunció ayer que el lunes mantendrá una reunión con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro para abordar los problemas hídricos que afectan la comarca de Els Ports. También confirmó que la diputación subvencionará en un 50 % el coste de los camiones cuba que abastecen el municipio de Vilafranca, el más afectado por la sequía.

Compartir el artículo

stats