Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Castelló limita las terrazas en el Grau y las prohíbe en la plaza Mayor y puerta del Sol

El ayuntamiento regulará las tarimas en zonas de aparcamiento y las veta en el trazado del Tram

Una terraza en tarima en una zona de aparcamiento.

Una terraza en tarima en una zona de aparcamiento. carme ripollés

El Ayuntamiento de Castelló impulsa una nueva revisión de la ordenanza de terrazas tras aprobar la anterior hace apenas dos años. La actual normativa parece que se ha quedado obsoleta ante la profusión de terrazas en los últimos años y la futura norma recoge una extensa regularización de las mesas y sillas de establecimientos hosteleros. Entre otras novedades, prohibirá su instalación en la puerta del Sol y en la plaza Mayor, las limitará en el Grau y las acotará en el trazado del Tram del centro una vez entre en marcha.

El ejecutivo local aprobó la última modificación en 2012. Entonces realizó una ordenación de las terrazas para adaptarse a la realidad surgida tras la ley antitabaco, que desde 2011 restringió esta práctica en el interior de los locales y provocó una profusión de terrazas a lo largo de la ciudad. Pero el aumento de solicitudes ha sido mayor al previsto y las terrazas han ocupado zonas de aparcamiento e incluso algunas calles del Tram. Es por ello que el gobierno municipal incluye más restricciones en la nueva normativa. El documento ha sido trasladado a los grupos políticos y entidades vecinales para que trasladen alegaciones en el plazo de una semana.

Así, en el centro vetará la colocación de mesas y sillas en la plaza Mayor y en la Puerta del Sol. No obstante, en la plaza Mayor incluye una excepción en el tramo que discurre desde el Mercat Central hasta la calle Arcipreste Balaguer para que el actual bar del pasaje pueda prolongar su servicio.

El consistorio impedirá autorizaciones en las calles de Escultor Viciano, Gasset, Ruiz Zorrilla, Colón y Zaragoza cuando empiece a operar el Tram de Castelló, mientras no concederá en las aceras limítrofes al itinerario del bus guiado en la calle Gobernador y en las plazas de Cardona Vives y de la Paz.

El ayuntamiento también reordena las mesas existentes en zonas de aparcamiento, que también han proliferado en diversas calles al ser demasiado estrechas sus calles. Las uniformiza y obliga a los bares a colocar las mesas y sillas encima de una tarima de madera situada a ras de suelo. En el Grau, en las zonas abiertas al tráfico rodado añade que «no se otorgarán más autorizaciones » en las calles de Canalejas, San Pedro y Juan Sebastián Elcano «debido a motivos de aglomeración y falta de espacio».

Asimismo, la ordenanza regulará otros elementos como posa ceniceros y barriles o veladores (mesas en alto).

Sin espacios cerrados

La revisión mantiene restricciones contempladas en la actual regularización como la prohibición de instalarse espacios cerrados, aunque puntualiza que podrán proseguir las marquesinas existentes antes de aprobarse la ordenanza.

Los conjuntos de mesas y cuatro sillas deberán dejar dos metros de acera liberados para el peatón. En aceras de entre entre y cuatro metros sólo se permitirá una mesa y dos sillas con un espacio libre de metro y medio, mientras en los bulevares, plazas y avenidas tendrán vía libre si el paso de viandante es de tres metros. El carril bici se considerará como calzada y no computará en las mediciones de la acera. El horario será de 08.00 a 00.30 horas de domingo a jueves en invierno y de 08.00 a 01.00 en verano, aumentando en media hora los fines de semana.

Compartir el artículo

stats