Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El rector de la UJI alerta de la falta de docentes y del retraso del edificio de Medicina

Climent considera que sería un fracaso que la facultad de Ciencias de la Salud no fuera una realidad en esta legislatura

La Universitat Jaume I (UJI) de Castellón y la Conselleria de Sanidad han acordado la contratación de 49 plazas de profesorado asociado asistencial para la Facultad de Ciencias de la Salud durante el curso 2014/2015 «para atender las necesidades docentes de los grados de Medicina, Enfermería y Psicología». Así lo decidió la comisión mixta Universitat Jaume I-Sanidad en la reunión celebrada ayer y a la que asistió el conseller Manuel Llombart y el rector de la UJI, Vicent Climent.

Las plazas de profesorado asociado asistencial corresponden a facultativos que pertenecen a la red de hospitales públicos y que imparten la docencia clínica en las propias instalaciones hospitalarias. Estas plazas son adicionales a las que ya se encuentran en vigor durante este curso «y complementarán las necesidades formativas ante la puesta en marcha del cuarto curso de los grados de Enfermería y Medicina», han indicado desde la UJI.

El rector de la Jaume I mostró momentos antes de la reunión su preocupación por el hecho de que la reducción de contrataciones de personal docente y funcionarial por la actual tasa de reposición del Ministerio iba a «dificultar el normal desarrollo» de Ciencias de la Salud. «Este grado requiere de la contratación de plazas de profesorado y funcionarios, ya hemos comunicado esta preocupación a la Conselleria de Educación, quien la ha trasladado al Ministerio», indicó Climent.

El rector apuntó otro de los problemas a los que se enfrenta la puesta en marcha de Ciencias de la Salud en la UJI: el edificio en el que debe ir emplazada la futura facultad, dividida ahora en distintas dependencias del campus «que ya están saturadas». De los cinco módulos que integran la Facultad de Ciencias de la Salud, «sólo uno está en marcha a día de hoy por la falta de financiación, y no se prevé que esté concluido para el inicio del próximo curso, sino para final de año», confirmó el rector. A pesar de las trabas, el rector de la UJI confía en que la inversión pendiente por parte del Consell para sacar adelante el proyecto llegue «en tiempo y forma», y que la Facultad de Ciencias de la Salud sea una realidad «dentro de esta legislatura, si no sería un fracaso».

Compartir el artículo

stats