Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 85 % de escolares con comedor gratuito quedan fuera de las ayudas para el verano

Unos 2.200 niños de Castelló reciben el 100 % de la beca de comedor durante el curso, pero el plan estival de la Generalitat apenas llegará a unos 300 - La mayoría de municipios de la provincia no puede acogerse a la orden de ayudas del Consell

El 85 % de escolares con comedor gratuito quedan fuera de las ayudas para el verano

El 85 % de escolares con comedor gratuito quedan fuera de las ayudas para el verano

La Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de la provincia de Castelló (FAPA Penyagolosa) arremetió ayer contra la Generalitat al considerar insuficiente el programa estival de comedor dirigido a menores en situación de pobreza severa. La FAPA advirtió de que en la provincia sólo beneficiará a un porcentaje mínimo de los 2.200 menores que durante el curso escolar obtienen becas que cubren el 100 % del servicio de comedor. Los ayuntamientos deberán asumir el grueso del coste de este servicio social.

La Generalitat ha puesto en marcha un plan de escuelas de verano gratuitas con comedor para atender a 2.400 menores de la Comunitat en situación de necesidad. Se trata de una línea de ayudas para reforzar la acción de los ayuntamientos. A la convocatoria han podido concurrir las entidades locales con una población superior a los 20.000 habitantes y las de menos de 20.000 si tienen al manos 20 menores que se ajustan al perfil requerido. El plazo de solicitud venció el pasado martes y la Conselleria de Bienestar Social ha de resolver aún la concesión de ayudas.

Se trata de un plan que encaja mal con la realidad de la provincia de Castelló, ya que sólo ocho de sus 135 municipios tienen más de 20.000 habitantes. Por otra parte, podría darse el caso de localidades con niños en situación de necesidad pero que no pueden formar un grupo de 20 para optar a las subvenciones. Además, para que un menor pueda acogerse, la renta familiar no ha de superar los 5.007,80 euros anuales, lo que deja fuera a muchas familias con recursos escasos.

La presidenta de la FAPA Penyagolosa, Dolores Tirado, manifestó su malestar con la Generalitat al considerar insuficientes las ayudas. El objetivo del programa es beneficiar a 2.400 menores, de los unos 300 serán de municipios de Castelló. Durante el curso, en la provincia hay 2.200 niños con becas de comedor escolar que cubren el 100 % del servicio, por lo que el plan estival apenas llegará al 15 % de los menores que requieren ayuda.

«Es una barbaridad que no haya recursos suficientes para atender una necesidad real de la ciudadanía. Estamos hablando de un problema que afecta a la infancia y nuestros responsables políticos no están a la altura», aseveró la presidenta de la FAPA.

Tirado incidió en que el programa de escuelas de verano está financiado en su práctica totalidad con dinero del Estado, mientras que la aportación de la Generalitat (300.000 euros de 1,2 millones) es mínima. Censuró la negativa de la Diputación de Castelló a reforzar el plan aportando recursos. En cambio, la Diputación de Valencia sí que ha habilitado una partida de 500.000 euros.

Ayuntamientos

El Ayuntamiento de Castelló ha manifestado su intención de acogerse a esta línea de ayudas para sus dos escuelas de verano. Según asegura, permitirá financiar la alimentación de unos 100 niños necesitados. En Vila-real, en cambio, el ayuntamiento asume íntegramente el servicio de comedor escolar este verano, que será gratuito para 124 niños. El consistorio critica que la orden de la conselleria hace prácticamente inviable optar a las ayudas, por los plazos y porque sólo pueden acogerse niños con una renta familiar muy baja. El Ayuntamiento de l´Alcora, habilitará un comedor social para los niños de las familias con menos recursos. El consistorio estima que 40 menores pueden acogerse a la línea de ayudas de la Generalitat. También Burriana pretende optar a las subvenciones, que son limitadas.

Compartir el artículo

stats