Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El BEI exigirá derechos por la inversión de 500 millones en bonos

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) confirmó ayer a Levante de Castelló que exigirá sus derechos garantizados por contrato para recuperar los 500 millones de euros invertidos en el proyecto Castor a través de bonos; y anunció que adoptará una rápida decisión sobre la petición de renuncia de Escal «dentro de los tiempos prescritos».

Así lo trasladaron ayer los portavoces oficiales del BEI, que confirmó que con fecha 24 de junio recibió el escrito formal de Escal UGS con la solicitud de renuncia a la concesión del almacén de gas Castor, situado a 22 kilómetros de la costa de Vinaròs ya 1.700 metros bajo el subsuelo marino, en el espacio del antiguo yacimiento petrolífero abandonado por la multinacional Shell a finales de la década de los 80.

Según fuentes oficiales del BEI, los juristas de la entidad están examinando ahora las implicaciones de esta solicitud y el banco «tomará una decisión que refleje sus derechos y obligaciones bajo los contratos financieros aplicables y el marco regulador relativo al proceso de renuncia». El BEI hizo hincapié en que asumió un riesgo de inversión de 500 millones de euros, los cuales incluyen un riesgo con bonos senior por valor de 300 millones de euros (los cuales tienen prioridad de devolución preferente si el almacén de gas no es operativo el 30 de noviembre) y otros 200 en bonos junior (con un riesgo más elevado al carecer de devolución preferente). Su respuesta a Escal será clave para el futuro del proyecto Castor.

Compartir el artículo

stats