Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Castelló revisará el catastro de los solares sin edificar para que paguen IBI rústico

El ayuntamiento elude confirmar si descarta recurrir Mestrets, aunque lo mantiene paralizado

Un solar en la zona de Mestrets.

Un solar en la zona de Mestrets. carme ripollés

El Ayuntamiento de Castelló ha solicitado a la dirección general del catastro una revisión de los valores de la superficie urbanizable sin ejecutar para que dejen de pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles Urbano. Castelló dispone de 5.617 parcelas residenciales sin edificar, según especifica un informe del propio organismo catastral.

Castelló aprobó su último catastro en 2012 y entonces duplicó los valores anteriores, lo que ha tenido su traslación en el recibo del IBI, que en 2012 y 2013 subió en torno a un 10 % de forma anual. Desde entonces, los propietarios de solares no urbanizados se quedan de que tengan que asumir un IBI urbano cuando carecen de viviendas o de dotaciones públicas que sustenten sus solares. La patronal de la construcción pidió en 2012 una rebaja catastral en dicha superficie, pero el ayuntamiento rechazó esta propuesta.

Pero ahora ha rectificado su posición inicial. La construcción continúa en punto muerto y los planes de expansión urbanísticos previstos en el PGOU de 2000 tardarán años en activarse y cuando los hagan serán en magnitudes inferiores. Asimismo, el gobierno municipal plantea diminuir la superficie urbanizable en el próximo Plan General de Ordenación Urbana. Cabe tener en cuenta que la ciudad tiene pendiente desarrollar seis millones de metros cuadrados.

Es por ello que el ejecutivo ha pedido al catastro que reduzca las calificaciones del suelo urbanizables paralizado para que tribute como rústico. Mantendrá la categoría de urbanizable pero el IBI corresponderá a rústico, según la dirección del catastro de Castelló, aunque el ejecutivo local rehusó confirmar esta medida.

Esta revisión tardará un tiempo en aplicarle y probablemente coincidirá con la entrada en vigor del nuevo PGOU, previsto para finales del próximo año.

Su tramitación ha coincidido con una sentencia del Tribunal Supremo que cuestiona el cobro por parte de los ayuntamientos del IBI urbano en los solares no urbanizados. Constructoras y propietarios afectados de Castelló han anunciado su intención de recurrir a los juzgados de lo contencioso para que el ayuntamiento les devuelva la parte extra cobrada desde 2012.

PAI Mestrets

El ayuntamiento mantiene paralizado el PAI Mestrets y asegura que consensuará con los vecinos los nuevos planes de urbanización que impulse en la zona. Hace un mes afirmó que no recurriría la última sentencia anulatoria del PAI. Sin embargo, el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Mulet, eludió ayer confirmar que no alegarán y apuntó que próximamente informará el alcalde.

Este mensaje siembra dudas sobre el fututo del PAI, aunque fuentes municipales insistieron en que no se recurrirá y se anulará el PAI.

Compartir el artículo

stats