Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patim alerta del incremento del consumo de drogas sintéticas

La entidad de Castelló señala que son «más baratas» y «de fácil acceso» a través de Internet

La Fundación Patim de Castellón, que trata adicciones tóxicas y no tóxicas, alertó ayer, Día Internacional contra el uso indebido y el tráfico de drogas, del incremento en el consumo de sustancias sintéticas, «más baratas y más potentes», y del fácil acceso a las mismas a través de internet.

La entidad advirtió también de la necesidad de abrir el debate sobre la calidad de las sustancias consumidas y de los tratamientos pues, según explicó su presidente, Francisco López, «las drogas están ahí, forman parte de nuestra sociedad y tenemos que aprender a convivir con ellas; hay que buscar las herramientas para que no sean más dañinas de lo que son».

Según la ONU, el consumo de drogas en Europa es una de las principales causas de mortalidad entre los jóvenes, tanto directamente por sobredosis como indirectamente por enfermedades, accidentes, actos de violencia y suicidios. En 2012 se notificaron 6.100 muertes por sobredosis.

La Fundación Patim recuerda que, según el último informe del Observatorio Europeo de las Drogas -que recoge información de 30 países- en los últimos cuatro años han aparecido en el mercado continental 250 nuevas sustancias psicoactivas «que suelen venderse como euforizantes legales y se producen con intención de imitar los efectos de las drogas bajo control».

El mismo informe indica que sólo en el último año han emergido 81 nuevas drogas sintéticas, «cuatro de ellas muy peligrosas y tres detectadas en España, como son el MDPV, un disociativo parecido a la ketamina y un potente alucinógeno», así como que se han localizado 651 sitios web que venden las drogas ilegales.

Con motivo del Día Internacional, Patim instaló ayer en Castelló cuatro mesas informativas para acercar a la población información sobre drogas y las acciones de la entidad para ofrecer una respuesta a esta problemática.

La ONG repartió cientos de lazos azules entre los ciudadanos para hacer visible esa realidad, «con la que tenemos que empezar a aprender a convivir y ante la que no podemos cerrar los ojos», insistió López.

Por otro lado también reclamó reforzar la calidad en los tratamientos que se prestan, «porque en la Comunitat Valenciana se ha roto la pluralidad de los servicios asistenciales». Desde Patim advierten de que «un juez no puede ser quien dictamine el proceso terapéutico de un paciente porque «la prisión no es el sitio idóneo para la rehabilitación».

Compartir el artículo

stats