Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solares vacíos e insalubres rodean el colegio Soler i Godes

Los propietarios eluden mantener en condicones las parcelas sin urbanizar

Solares vacíos e insalubres rodean el colegio Soler i Godes

Solares vacíos e insalubres rodean el colegio Soler i Godes carme ripollés

El entorno del colegio público Soler i Godes de Castelló presenta una imagen desoladora. Diversos solares sin construir cercanos al centro educativo se encuentran en un estado de abandono y en unas condiciones de insalubridad, según denuncian los vecinos del barrio y muestran las imágenes que ilustran este reportaje.

Esta zona de la ciudad se ha quedado sin urbanizar y los desarrollos residenciales programados por el Ayuntamiento de Castelló se encuentran suspendidos por la anulación del Plan General de Ordenación Urbana. Incluso se ha quedado a medio hacer una nueva calle prevista que enlaza el colegio con la avenida Barcelona a la altura de Donoso Cortés. A ello hay que añadir los efectos de un segundo fallo que ha paralizado la ejecución de una unidad urbanística a instancias de un recurso presentado por varios propietarios de terrenos, según las mismas fuentes.

En este contexto, desde hace el colegio persiste rodeado de parcelas vacías que acumulan maleza y suciedad. «No hay vegetación, son pésimas las condiciones de salubridad e incluso hay ratas», advierten desde la junta de distrito. Los solares se ubican junto al parque Pont de Ferro, el colegio Soler i Godes, la avenida Quevedo, la calle Pintor López y la avenida río Seco.

El ayuntamiento alega que la limpieza de este suelo corresponde a sus titulares privados y que instan a los mismos a conservarlos en un estado óptimo, pero las fotografías evidencian la falta de actuación.

La crisis económica y la situación de parálisis del sector de la construcción han recrudecido los problemas en estos solares. Los grupos políticos de la oposición en el Ayuntamiento de Castelló (PSPV, Compromís y Esquerra Unida) reclaman desde hace años una solución inmediata. El ejecutivo local no empezará a urbanizar la zona hasta que apruebe el nuevo plan general como pronto, previsto para finales de 2015.

Y no sólo hay parcelas abandonadas en Soler i Godes. La paralización de planes urbanización ha provocado una degradación en multitud de solares que están sin urbanizar. Vecinos de otras barriadas como Mestrets también critican la degradación de sus zonas de residencia y la existencia de basura en solares vacíos. El catastro cifra en más de 5.000 las parcelas residenciales sin edificar.

Compartir el artículo

stats