Vila-real activará una iniciativa de mediación en todas las asociaciones de vecinos de la ciudad con la intención de favorecer la integración social y mejorar la convivencia. Éste fue uno de los puntos que se trató ayer en el Consell de Participació Ciutadana de la ciudad.

El concejal de Participación Ciudadana, Xavi Ochando, explicó que el proyecto contempla la programación de diferentes convocatorias en las sedes de las asociaciones de vecinos con el objetivo de fomentar la participación social y estimular los recursos y herramientas disponibles para estrechar los vínculos existentes entre la administración local y la ciudadanía.

«La iniciativa pretende potenciar unas relaciones vecinales más integradas social y culturalmente además de prevenir posibles conflictos de convivencia entre la población autóctona y recién llegados», explicó el concejal de Participación Ciudadana que aseguró que «está demostrado que si se actúa antes el conflicto siempre es mucho menor».

«Apostamos una vez más por la mediación y el diálogo, dados los buenos resultados conseguidos en este campo desde la administración y los trasladamos a los barrios para generar espacios de encuentro y diálogo con los vecinos», detalló Ochando.

El pleno del Consell de Participació Ciutadana también abordó el informe realizado desde la comisión de seguimiento de los Presupuestos Participativos o la creación del reglamento interno del Consell de Participació Ciutadana, en el que se asegura el buen funcionamiento de este organismo «independientemente de quién esté en ese momento ocupando el cargo en el consistorio».