Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell recurrirá el fallo de Mestrets y mantiene viva la amenaza de derribos

Rectifica y persiste con su intención de levantar 6.000 viviendas en el noroeste de Castelló

La Generalitat Valenciana recurrirá las sentencias que han declarado nulo el PAI Mestrets de Castelló y contradice los últimos mensajes del Ayuntamiento de Castelló, que se ha había mostrado partidario de no recurrir y de consensuar con los vecinos un nuevo desarrollo urbanístico en la zona. El Consell, que es el promotor del proyecto, mantiene vivo el desarrollo de un mega PAI de un millón de metros cuadrados y 6.000 viviendas y el derribo de una veintena de «masets» en la zona noroeste de la ciudad.

Fuentes de la Conselleria de Infraestructuras y Territorio avanzaron ayer a este diario que presentarán un recurso de casación al Tribunal Supremo para defender la legalidad del PAI. El TSJ de la Comunitat Valenciana ha emitido dos resoluciones en las que revoca el programa urbanístico esgrimiendo para ello que la anulación del Plan General de Ordenación Urbana lo deja sin efecto. Vecinos de Mestrets habían denunciado en el primer caso que el PAI les obliga a pagar costes urbanístico por proyectos públicos como el Centre de Convencions, la ronda Oeste, el polideportivo Chencho y la sede de la VIU; y en el segundo, el recurso se circunscribe contra una de las cuatro parcelas del PAI y los demandantes piden que se excluyan sus viviendas al encontrarse en superficie urbana.

El concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Mulet, señaló a finales de mayo tras notificarse la primera sentencia que la intención inicial del ayuntamiento era la de no recurrir y destacó la predisposición del alcalde, Alfonso Bataller, de negociar con los vecinos un nuevo proyecto de urbanización.

Pero ahora la Generalitat revela sus intenciones de alegar al Supremo. El equipo de gobierno parece que ha cambiado de parecer, dado que mantiene Mestrets en el decreto transitorio urbanístico (sustituye al PGOU anulado mientras se redacta uno nuevo) y ayer mantuvo silencio respecto a los planes de la conselleria. Asimismo, PSPV, Compromís y Esquerra Unida reclamaron a Bataller sin éxito en el pleno del jueves que dejara de recurrir y que anulara de forma definitiva el PAI.

El anuncio del recurso fue recibido como un jarro de agua fría por los vecinos afectados. Hace unas semanas pensaban que su lucha se daba por finalizada y que la «amenaza« de derribos pasaba a mejor vida. Sin embargo, deberán continuar con su pugna contra dos administraciones para salvaguardar sus viviendas. En un reciente reportaje rememoraron el sufrimiento vivido en los diez últimos años y recordaban el desprecio sufrido por parte de los exalcaldes, José Luis Gimeno y Alberto Fabra, así como del exgerente del Instituto Valenciano de Vivienda (Ivssa), José Fermín Doménech, que en una reunión espetó a una vecina: «cariño, vaya buscando otro sitio para vivir».

Avanza el nuevo PGOU

Bataller destacó que la tramitación del PGOU ha superado una nueva fase y que el ayuntamiento ha recibido el documento de referencia del Consell, que marca las pautas que se han de regir en la redacción. Su aprobación se prevé para finales de 2015.

Compartir el artículo

stats