El portavoz municipal de Compromís en Castelló, Enric Nomdedéu, oficializó ayer ante la militancia lo que ya estaba previsto: que se presentará a las primarias para ser de nuevo candidato a la alcaldía en las próximas municipales. Nomdedéu asumió ante las bases del partido el reto de «liderar el nuevo gobierno» de la ciudad en 2015.

El nacionalista comunicó ayer por la tarde su decisión a la asamblea local de Compromís. Así informó de ello por la noche a través de las redes sociales. Según Enric Nomdedéu, da el paso después de una «larga y profunda reflexión personal» y tras barajar la posibilidad de poner fin a su carrera política. También admite que estudió optar a las Corts Valencianes, tal como le propuso el diputado Josep Maria Pañella. Según Nomdedéu, Pañella le trasladó en 2011 que él no volvería a presentarse y le planteó cederle el puesto en las autonómicas de 2015. Esta revelación es llamativa porque ambos dirigentes mantienen una relación de rivalidad y Nomdedéu avala al portavoz local de Compromís en Castelló, Vicent Marzà, para que lidere la lista autonómica frente a Pañella, que parece dispuesto a repetir una tercera legislatura.

Objetivo: 5-6 concejales

Enric Nomdedéu justifica que el escenario político que se presenta en Castelló en 2015 «es muy estimulante». «Por primera vez en dos décadas, si no cometemos errores, el cambio es posible», afirma. El portavoz municipal se marca como objetivo que Compromís obtenga cinco o seis escaños en las próximas municipales y que asuma el liderazgo de un nuevo gobierno de coalición. Si el PP pierde su actual mayoría absoluta, todo apunta a una alianza entre las fuerzas políticas que actualmente se encuentran en la oposición (PSPV, Compromís y EUPV). De hecho, Nomdedéu ya ha mantenido contactos con la portavoz socialista, Amparo Marco, para sentar las bases de un futuro acuerdo.