Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras de la playa de Almassora se suspenderán durante el próximo verano

El propósito es evitar molestias a los bañistas y a los vecinos en los meses de julio y agosto La DIA del proyecto incluye esta restricción

La playa vivirá obras a partir de finales de año.

La playa vivirá obras a partir de finales de año. sara fructuoso

Las obras de regeneración y defensa de la playa Benafelí de Almassora se paralizarán durante los meses de julio y agosto de 2015 para evitar las molestias a los bañistas y a los vecinos que en época estival se trasladan a sus residencias de la costa. El anuncio de licitación publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el viernes obliga a las empresas interesadas a ejecutar los trabajos a acogerse a las restricciones estipuladas en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Minimizar el impacto sobre la población es una de las condiciones.

Tal como informó ayer el alcalde de Almassora, Vicente Casanova, la oferta de la empresa que supere el proceso de adjudicación «deberá incorporar esos condicionantes porque son de obligado cumplimiento». Así, el ayuntamiento ha conseguido que el Ministerio de Medio Ambiente limite el impacto del proyecto durante el único verano, el de 2015, en que la costa estará ocupada por las máquinas. Cabe recordar que los trabajos finalizarán en los primeros meses de 2016.

Casanova también apuntó que la presentación de las distintas ofertas de las constructoras podría suponer cuantiosas mejoras, al margen de en el aspecto económico, en los plazos y características de las obras. Por ello, el Ayuntamiento de Almassora no descarta que un tramo de la costa pueda reservarse al baño en ese paréntesis que realizarán los operarios en julio y agosto.

En otro orden de cosas, un plan específico definirá el paso de camiones por las carreteras menos transitadas del distrito marítimo. El proyecto tiene en cuenta el tonelaje de estos vehículos, el ruido que causan y los daños sobre el pavimento. En la misma línea, la cercanía de la zona de obras al entorno protegido del río Millars multiplicará las precauciones de los agentes implicados para garantizar la conservación de la flora y la fauna en la desembocadura. Por otro lado, en caso de que durante la ejecución de las obras se produzca algún hallazgo arqueológico, el director de obra paralizará los trabajos para informar a la Conselleria de Cultura.

Compartir el artículo

stats