Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cocemfe respalda la sanción impuesta a un usuario de la tarjeta de discapacitado

El colectivo se pone de parte de la Policía Local de Benicarló y aduce que la autorización para aparcar no se estaba utilizando correctamente El Síndic, por contra, recomendó que se levantara la multa

Cocemfe respalda la sanción impuesta a un usuario de la tarjeta de discapacitado

Cocemfe respalda la sanción impuesta a un usuario de la tarjeta de discapacitado

La asociación Cocemfe ha mostrado su respaldo al Ayuntamiento de Benicarló en relación a una sanción impuesta a una persona con discapacidad por usar de forma indebida su tarjeta de estacionamiento al aparcar en una zona reservada para trámites policiales utilizando una copia compulsada. El hombre fue sancionado al ser considerado este uso como un fraude.

Desde Cocemfe se recuerda que la utilización de una fotocopia compulsada de la tarjeta oficial no se contempla en la normativa de aplicación (Orden de Bienestar Social de 2001 por la que se regula la tarjeta de estacionamiento para vehículos que transportan personas con movilidad reducida). Asimismo, la entidad ha mostrado su preocupación por la recomendación del Síndic de Greuges de retirar la multa al afectado, que ha valorado otros condicionantes que pueden suponer «un agravio» al colectivo en general.

Al respecto, desde Cocemfe se incidió ayer en que esta orden, en su artículo 3, establece las características y condiciones de uso de la tarjeta de estacionamiento «y en ningún caso deja abierta la posibilidad de compulsar una tarjeta; por lo que, de no seguir la normativa, el uso de fotocopias compulsadas puede convertirse en algo habitual que no está permitido». Por este motivo, la entidad apoya la actuación de la Policía Local de Benicarló y su ayuntamiento, ya que considera «procedente» la sanción impuesta.

El presidente de Cocemfe Comunidad Valenciana, Carlos Laguna, señaló que las asociaciones de discapacidad reivindican a las autoridades competentes medidas para evitar el fraude en el uso de estas tarjetas: «No sería adecuado permitir usa tarjetas compulsadas porque este hecho puede dar lugar a actos de fraude y que la Policía quedara desamparada en su labor de perseguir el mal uso de las tarjetas».

Al mismo tiempo desde la entidad, se recuerda que, «en muchos casos se fotocopian tarjetas que son utilizadas de modo fraudulento por familiares o amigos»; situaciones que han dado lugar a la toma de medidas antifraude por parte de algunos consistorios como el de Valencia (con la implantación de hologramas) y Castelló (con quien se trabaja en esta línea), entre otros. Paralelamente, para la renovación de este documento, se establece un procedimiento que obliga a que el interesado presente su solicitud tres meses antes de la caducidad a efectos de disponer de la nueva tarjeta a fecha de finalización de la anterior. En todos los casos, la entrega de la nueva tarjeta requiere que el interesado deposite en el ayuntamiento la anterior. La esencia de este marco legal quiere impedir que circulen varias tarjetas de un mismo titular, con el objetivo de evitar el fraude en su uso.

Compartir el artículo

stats