Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calderé: sus deseos son órdenes

El Castellón ficha al centrocampista Castells y al ariete Negredo Dará una baja en breve: Ballesteros, principal candidato

El Castellón formalizó ayer la contratación de dos futbolistas, el centrocampista Castells y el delantero Negredo. Las incorporaciones atienden a las peticiones del entrenador Ramón Calderé. El domingo en rueda de prensa asumió la llegada de los tres últimos fichajes, contando al lateral Pablo Suárez, que lleva dos partidos como titular. Si su llegada conllevó la salida de Alberto Ramos, estas dos nuevas incorporaciones provocarán dos bajas federativas, por la estrechez de fichas disponibles. Una es la de Borja Quirant, lesionado de larga duración que previsiblemente no volverá a jugar hasta la próxima temporada. La otra está aún sin confirmar, pero el principal candidato es Ximo Ballesteros, que apenas ha gozado de oportunidades en la presente temporada.

Como afirmó el propio Calderé tras la victoria del domingo sobre La Nucía, «no quedan excusas». Pidió al club tres refuerzos para «equilibrar la plantilla». Llegó el lateral Pablo Suárez, primero, y ahora dos futbolistas más. El centrocampista Marc Castells (Sueca, Valencia, 12-3-1990) y el delantero Rubén Negredo (Madrid, (3-8-1983).

Envergadura

Castells se formó en las categorías inferiores del Valencia, donde fue capitán de sus respectivos equipos hasta completar la etapa juvenil. Entonces fue cedido a dos clubes de Segunda B. En el Poli Ejido jugó con asiduidad y compitió en la promoción de ascenso; en el Real Oviedo le fue algo peor y no consiguió el objetivo de play-off. Posteriormente volvió al Mestalla, donde jugó en Segunda B antes de recalar en el fútbol griego (Asteras Tripoli). Tras la primera temporada, comenzó la pretemporada de la segunda, pero volvió a España tras surgir unos problemas con el club griego. Sin equipo, la pasada campaña jugó en el Sueca de Preferente, el equipo de su pueblo, siendo uno de los destacados de la categoría. Ahora vuelve, tras un paso breve por el Larisa heleno, a la categoría nacional de la mano del CD Castellón.

De Castells se destaca en sus informes el poderío aéreo («somos un equipo bajito»), se quejó Calderé el domingo, y su lectura táctica en la posición de mediocentro defensivo, una posición por la que han pasado, en lo que va de temporada, diversos futbolistas: Miki Martínez, Borja Gracia, Gaby Fernández e incluso Meseguer.

El hermano de Negredo

Calderé ya tiene a su especialista para jugar de pivote y cubrir las espaldas de los creativos. También tiene a la referencia atacante que reclamó nada más llegar. Tras la baja del vasco Iker Zarate, el Castellón se había quedado sin nueve puro. Yagüe se adaptó a la posición, pero el director deportivo Ramón Moya no dejó de peinar el mercado. Tras varios intentos fallidos (Christian Perales, Plata), llega Rubén Negredo, hermano del delantero internacional del Valencia Álvaro.

De 31 años, Rubén Negredo es un delantero centro clásico. Se forjó en el fútbol madrileño, donde pasó por varios clubes (Alcobendas, Aranjuez, Navalcarnero, Atlético Pinto, Rayo Majadahonda...). De ahí dio el salto a la Segunda B, donde también presenta una extensa trayectoria: Barakaldo, Conquense, Gimnástica de Torrelavega (12 goles, su mejor registro en 2.ªB), Alavés, Reus Deportiu, Badalona (6 goles en 13 partidos desde el invierno pasado)... Este verano comenzó la pretemporada en el Cornellà, pero alegó motivos personales para salir. Hasta firmar por el Castellón, jugaba en el Lealtad de Segunda División B. Con 1,87 metros de altura, también eleva la media de centímetros del equipo.

Con estas incorporaciones, el Castellón da por cerrada la plantilla al menos en los próximos meses. Son esas las intenciones de Calderé, que antes deberá dar la última baja.

Compartir el artículo

stats