La Diputación de Castelló destinará el 26,4% del total de su presupuesto de 2015 a implementar iniciativas de acción social en los municipios de la provincia. Así, con una cuantía de 32.709.361 euros, la institución consolida su compromiso con la atención de los colectivos más desfavorecidos de la provincia, especialmente a través de las ayudas a colectivos sociales y con los equipos base de servicios sociales en los ayuntamientos. La aportación de 22,4 millones al Hospital Provincial y los 2,2 millones que destinará a la educación especial y 1,8 millones al centro de acogida en Penyeta Roja son algunas de las partidas presupuestarias más importantes en este sentido.

Entre otras iniciativas, la diputación destinará 148.144 euros al Plan de Unidades Respira, más de 28.000 euros para desarrollar un programa de atención especializada dirigida a menores, 15.0000 euros para las becas dirigidas a personas con discapacidad y otros 15.000 para becas dirigidas a mujeres víctimas de violencia de género.

Turismo para mayores

El compromiso del presidente provincial, Javier Moliner, por impulsar iniciativas sociales es una constante en el diseño de las actuaciones de la institución, con el fin último de procurar el bienestar a la ciudadanía castellonense y que eso revierta además en la generación de puestos de trabajo.

Es el ejemplo del programa de empleo y turismo social «Castelló Senior», presentado hace unos días y que aunque no queda incluido en el presupuesto del área de acción social sí que facilitará a las personas mayores de la provincia viajar y disfrutar de experiencias turísticas en los municipios castellonenses a un precio muy ventajoso. Al mismo tiempo, este programa permitirá que los empresarios turísticos puedan mantener y ampliar plantilla durante un mínimo de ocho meses al año.