Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El interventor evidencia una falta de control en las cuentas de la extinta Fundación de Fiestas

«Se ha omitido la información necesaria a la intervención, por lo que no ha podido realizar las funciones de control interno», afirma el técnico municipal en su dictamen del presupuesto del ente festero de 2013 - El ayuntamiento ha activado este año un nuevo patronato para evitar esta anomalía

El interventor evidencia una falta de control en las cuentas de la extinta Fundación de Fiestas

El interventor evidencia una falta de control en las cuentas de la extinta Fundación de Fiestas

El interventor general del Ayuntamiento de Castelló pone de manifiesto de nuevo una falta de control en la extinta Fundación Municipal de Fiestas. La entidad se transformó en patronato el 1 de enero de 2013 para adaptarse a la Ley de Grandes Ciudades. Este cambio refuerza el peso del consistorio, pero en 2013 siguió funcionando con la estructura de la fundación y el técnico municipal señala «que se ha omitido la información necesaria a la intervención delegada de la fundación y a esta intervención general, por lo que no se ha podido realizar las funciones de control interno respecto a los términos establecidos en la ley reguladora de las Haciendas Locales».

Así lo señala el interventor en su último dictamen sobre la gestión de la fundación en 2013. Estas advertencias las emite desde 2006, cuando Castelló accedió al régimen especial de Grandes Ciudades, que obliga a convertir a la fundación en un patronato municipal.

La Junta de Fiestas que preside Jesús López viene alegando desde entonces que ha actuado correctamente y que la ausencia de información que alega el interventor se debe a que la fundación no tiene la obligación de regirse en base a la ley de contratación pública y que su gestión se asemeja a una empresa privada. No obstante, ha apuntado que el ayuntamiento siempre ha sido conocedor de las cuentas de la entidad festera y como muestra señala que el consistorio las ha aprobado de forma sucesiva.

La mayor parte de la financiación de la fundación de fiestas procede del ayuntamiento, que prácticamente acapara el 80 % de la misma, de ahí que el interventor realice una labor de inspección. Y en el último análisis insiste en que no se «puede verificar que las cuentas anuales de la fundación municipal de fiestas expresen la imagen fiel del patrimonio, de la ejecución del presupuesto y de los resultados de la entidades y que se hayan aplicado con regularidad los principios contables de la instrucción de contabilidad, según indica el informe del director del órgano de gestión presupuestaria y contabilidad». El grupo de Esquerra Unida ha pedido la realización de una auditoría de la antigua fundación.

No obstante y de acuerdo con los datos recabados del presupuestos de 2013, el interventor general subraya que la fundación ha cumplido con el objetivo de estabilidad marcado por el equipo de gobierno local. El organismo gastó en 2013 cerca de 1,5 millones de euros, la cantidad prevista en el presupuesto inicial, y cerró el año con un superávit de 51.000 euros.

Nuevos técnicos en el patronato

El nuevo organigrama de fiestas (patronato) se ha puesto en marcha en este ejercicio y el ayuntamiento ha incrementado su control en las contrataciones y gastos de la entidad festera. Ahora, los contratos del patronato se han de fundamentar en la normativa de la Administración Pública y la intervención ha de disponer de toda la documentación relativa a las adjudicaciones. Ello comporta un aumento de la carga de trabajo de la estructura festera y, al respecto, el gobierno municipal ha previsto la creación para 2015 de dos nuevas plazas de funcionarios, una de técnico del grupo A1 y otra de administrativo del C2. El presupuesto en personal del patronato se elevará de esta manera hasta los142.562 en 2015.

Compartir el artículo

stats