El Ayuntamiento de Almassora decidió ayer suspender la celebración de la Fira de Sant Andreu, prevista para este fin de semana, ante la elevada posibilidad de qie se produzcan lluvias torrenciales en la provincia durante el fin de semana. Según confirmaron ayer fuentes municipales, el tradicional mercado medieval se celebrará los días 20 y 21 de diciembre. La Vila acogerá a más de 60 puestos de artesanía, así como talleres y exhibiciones.

La XIV Fira de Sant Andreu de Almassora contará con la participación de asociaciones y entidades de la localidad. El mercado, una concesión histórica del rey Martín, El Humano, volverá a tomar la población para ofrecer a los asistentes todo tipo de productos de elaboración artesana.

Pese al cambio de fechas la cita, tal y como estaba previsto, contará con la participación de entidades locales como la Asociación de Moros y Cristianos de Almassora, que instalará su típica jaima en el casco antiguo, mientras la asociación de vecinos La Vila de Almassora también tomará parte en el evento multitudinario con una Castañera. Por su parte, Manos Unidas también se integrará en el certamen cultural con una jaima y chilabas típicas del zoco árabe que se colocará en el casco antiguo. A su vez, el Orgull Creuat de Tambors de Passió también dejará oir sus redobles en el recinto de la feria.