Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trabajo

La diputación se atribuye 5.000 empleos nuevos este año y promete 4.400 más en 2015

La institución provincial aprueba en solitario un presupuesto que para el PSPV «es sectario, conservador y reflejo de 20 años de políticas fracasadas»

De izquierda a derecha, Miguel Barrachina, Javier Moliner y Andrés Martínez, ayer en el pleno de la diputación.

De izquierda a derecha, Miguel Barrachina, Javier Moliner y Andrés Martínez, ayer en el pleno de la diputación. javier moliner

La Diputación de Castelló ha aprobado con los únicos votos del Grupo Popular y la oposición de PSPV y Compromís el presupuesto de 123.568.000 euros de la institución provincial para 2015, un año de gran actividad electoral -comicios municipales y autonómicos en mayo y generales en el tramo final- que lleva a la institución provincial a subrayar que el gran objetivo es acabar con el paro.

Es por ello que, según el vicepresidente del área económica, subraya que se haya priorizado en sus cuentas, con 3,3 millones de euros, las políticas activas de empleo, «que generarán directamente 3.300 puestos de trabajo y la consecución de más de 400 obras con los 25 millones de euros de inversión pública que supondrán 1.100 puestos de trabajo más».

Miguel Barrachina aseveró que «el año pasado dijimos en este debate que en 2014 aprobábamos los presupuestos de la recuperación, y ya hemos recogido los primeros frutos de esa recuperación con 5.035 empleos nuevos y 700 empresas nuevas en la provincia». Ahora «aprobamos unos presupuestos con los que generaremos 4.400 empleos e invertiremos más de 25 millones en obras».

Barrachina explicó que las cuentas provinciales «van a permitir que la diputación active en la provincia más de 3.000 iniciativas deportivas, musicales, sociales, patrimoniales o formativas». Además, recalcó que la institución ha reducido en 274.000 euros el capítulo de gastos de personal, aun cuando ha incluido los 264.000 euros correspondientes al 25 % de la paga extra de los funcionarios.

Barrachina hizo un resumen de los principales proyectos para 2015. Destacó así el Programa de empleo y turismo social «Castellón Senior», que «permitirá que los empresarios turísticos puedan mantener y ampliar plantilla durante un mínimo de ocho meses al año». Fuera de temporada alta, «la diputación se encargará de mandarles viajeros de lunes a jueves y ellos realizarán un esfuerzo por ofrecer un servicio competitivo durante el fin de semana, por lo que estarán totalmente preparados para cuando el aeropuerto empiece a traer pasajeros». Otro proyecto será la financiación de prácticas remuneradas de aquellos alumnos que cursen Formación Práctica Dual en los municipios de la provincia, con un presupuesto de 350.000 euros. El año que viene se revalidará asimismo el Plan de Formación e Intermediación Laboral, al que se destinarán 852.000 euros «para seguir formando y ayudando a encontrar empleo a cerca de 5.000 desempleados a través de sus diferentes programas». La diputación, según Barrachina, destinará el 26,4 % del total de su presupuesto a implementar iniciativas de Acción Social en los municipios de la provincia con 32.709.361 euros.

Rechazo del PSPV

El portavoz socialista en la diputación de Castelló, Francesc Colomer, justificó su rechazo al presupuesto por «sectario, conservador y porque es el reflejo de 20 años de políticas fracasadas». Asimismo, lamentó que el PP «se haya negado a destinar los 13 millones que debe la Generalitat, y que son de libre disposición, a un plan de empleo, a otro contra la exclusión social, a cambiar el modelo productivo y para un plan de movilidad que vertebre la provincia».

Asimismo, Colomer señala que «los más de 60.000 desempleados de Castelló necesitan un trabajo y no los falsos mensajes triunfalistas del presidente de la Diputación de Castelló, Javier Moliner». A su juicio la partida para políticas activas de empleo «es insuficiente, algo inaceptable en una provincia con un 30 % de exclusión social, 30 % de paro y 30 % de deuda».

Compartir el artículo

stats