Cabanes se convertirá este fin de semana en centro neurálgico de la agricultura y la ganadería provincial con motivo de la celebración de la 507 edición de la Fira de Sant Andreu, que se inaugurará esta tarde. Durante todo el fin de semana se espera que unas diez mil personas se den cita en la población para disfrutar de las actividades programadas.

La alcaldesa de Cabanes, Estrella Borrás, remarcó que con esta cita el municipio «vuelve a sus orígenes, recordando la importancia que tuvo la localidad hace 500 años como centro neurálgico del comercio agrario y ganadero» de la zona.

El sábado por la mañana además de las sesiones de juegos infantiles tradicionales que se celebrarán en la plaza dels Hostals, habrá actividades para los más pequeños organizados en el stand de Parques Naturales de la Generalitat Valenciana en el carrer La Fira. Durante todo el fin de semana estará además abierta la exposición de Marco Gmaseda. La muestra, titulada «Art on fire», recoge las mejores obras de este artista emergente natural de Castelló cuya obra está despertando el interés de los principales críticos de arte.

Por otro lado, si el tiempo no lo impide, a las diez y media de la mañana se inaugurará la exposición de ganado a cargo de la alcaldesa, Estrella Borrás, acompañada por los ediles de su equipo de gobierno y autoridades invitadas. Posteriormente, a las doce del mediodía está prevista una charla informativa y una cata de aceite de oliva virgen por parte de la Oleícola del Penyagolosa, uno de los productos más demandados en esta zona de la comarca.

Más actividades

La Asociación de Jóvenes de Cabanes también participa activamente en la Fira. La entidad ha organizado un baile en la carpa para el sábado por la noche con la orquesta 'Magia Negra'.

La Fira de Sant Andreu de Cabanes es la segunda más antigua de cuantas citas de este tipo se celebran en la provincia de Castelló. En el año 2012 la feria fue declarada Fiesta de Interés Turístico Provincial y en la actualidad es uno de los eventos que atrae a miles de personas cada año a la localidad para disfrutar de las actividades y recorrer las paradas instaladas para la ocasión.

La cita cuenta además este año con el atractivo especial de tener una extensión adicional a la Fira, un espacio donde expondrán los comerciantes que cada sábado participan en el mercado semanal que se celebra en el municipio y que también darán a conocer su oferta a los visitantes.