Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jefe de la Policía Local de Castelló y presidente de Unijepol

«Necesitamos una ley nueva que delimite y rentabilice la actuación de la Policía Local»

José Luis Carque Vera se enfrenta a cuatro años en los que estará al frente de la Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local, donde trabajará para mejorar las condiciones en las que se desarrolla la profesión

«Necesitamos una ley nueva que delimite y rentabilice la actuación de la Policía Local»

«Necesitamos una ley nueva que delimite y rentabilice la actuación de la Policía Local»

José Luis Carque Vera lleva diez años como intendente general jefe de la Policía Local de Castelló y ha sido nombrado presidente de la Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local (Unijepol), después de haber ostentado la presidencia autonómica. A la entrevista acude de paisano por respeto a sus compañeros, ya que también es el coordinador del aérea de bomberos y sanitaria. Profesor en la Universitat Jaume I (UJI) y un incansable en su formación, asume ahora la tarea de mejorar el actual panorama laboral del cuerpo municipal

¿Qué retos se ha marcado para estos cuatro años?

La primera meta para este mandato es conseguir ordenar el mapa multipolicial y que se desarrolle una ley concreta de Policía Local para organizar las competencias. Partiendo del actual modelo multipolicial, tenemos que hacerlo más rentable. Entendemos que, en lugar de la fórmula actual que funciona por columnas, es decir, cada cuerpo tiene todas las competencias desde la primera instancia hasta la última, hay que hacerlo por franjas, como ocurre en muchos países donde hay más de una policía. Los policías locales asumirían el primer contacto con cualquier realidad que tenga que ver con la seguridad. Superada esta franja actuarían los cuerpos especializados. También queremos que las negociaciones sean más amplias, a nivel autonómico y nacional, porque en cada municipio se alcanzan acuerdos diferentes por lo que hay respuestas distintas. Otra cuestión que nos preocupa es rentabilizar la gestión con la formación de consorcios que permitieran a un policía de un pueblo poder prestar servicio en otro.

¿Qué opinan de eso los sindicatos?

Ni todos los sindicatos, ni todos los jefes piensan lo mismo pero, lo que yo propongo es una lluvia de ideas. Hacer algo que evite que la capacidad de respuesta sea tan estanco en su exclusivo municipio. Proponemos estudiar, no que sea la solución final, pero estudiar fórmulas para que se pueda mover a la policía, respetando todos los derechos que como funcionarios tienen, según las necesidades de esa localidad y que no sea una carrera de obstáculos de carácter burocrático como ocurre en la actualidad. La eficacia está por encima de la eficiencia. Primero hay que hacer lo que hay que hacer porque estos cuerpos están para garantizar la seguridad de las personas, pero eso no quita que busquemos fórmulas que puedan hacerlo igual de bien pero con menos costes. Y eso lo impide la norma actual que está muy obsoleta.

¿Qué peculiaridades tiene la Policía Local para necesitar una ley específica?

Los cuerpos de seguridad estamos muy formados en la reacción a un delito y también en lo que ocurre después del delito, en la investigación. Lo que no está tan tratado es la parte de la prevención, es decir, conocer las causas de lo que está pasando para evitar que ocurra. Cuando trabajamos las causas, evitamos que los problemas se repitan, y esto ocurre en el mundo de la seguridad local, ocurre en el hacer doméstico de una ciudad, en el día a día. Las policías locales se ocupan precisamente de esto, básicamente de esto, de la prevención y del orden. En ciudades ordenadas, la delincuencia se asienta mucho peor.

¿Podría explicar el término 'laboralismo' que utilizó en el II Congreso Nacional de Unijepol?

Lo que quise decir al hablar de laboralismo es que no podemos olvidar que somos servicios públicos y que eso tiene unas ventajas y unos inconvenientes. No podemos olvidar que el servicio público está al servicio del ciudadano, y que eso implica trabajar en Navidad, trabajar más en Navidad. Tenemos una relación excelente con los sindicatos a quienes transmitimos que lo primero es cubrir las necesidades y después acomodar esas necesidades lo mejor posible a nuestros derechos. Lo que no se puede permitir, como pasó en un municipio que no quiero nombrar, es que los agentes abandonen la seguridad en una carrera deportiva porque se ha retrasado y excede en el horario. Mantener al agente costará más o menos, por ser horas extras, pero tiene que estar.

¿Cuentan con los recursos humanos y materiales necesarios para ello?

En Castelló, el número de personas es adecuado, aunque nos gustaría tener más agentes para ir más holgados. También es cierto que si nos organizamos y nos coordinamos a nivel legal conseguiríamos optimizar más los recursos, porque somos muchos policías en todo el país. Cada municipio tiene picos y bajadas de delincuencia que no coinciden con otro pueblo y se podrían compartir agentes, del mismo modo que un furgón de atestados también podría prestar servicio en varias localidad. En cuanto a los materiales, también contamos con buenos recursos en general y estamos avanzando en nuevas tecnologías. Ahora estamos trabajando en incorporar las PDA «smartphone».

Compartir el artículo

stats