El Partido Popular mostró su agradecimiento público al Gobierno central, por boca de su portavoz, Juan José Pérez Macián, quien transmitió un «gracias Mariano» para destacar, dijo, el aumento de las transferencias del Estado

Para los munícipes populares, el Ejecutivo central ha pasado de ser el enemigo socialista cuando la Moncloa era ocupada por José Luis Rodríguez Zapatero a una institución amiga con Mariano Rajoy de presidente.

Pérez Macián reiteró que el origen de la crisis está en el anterior gobierno socialista y subrayó que las actuales políticas están sacando al país y a la ciudad de la crisis. Explicó que los ingresos del Estado han pasado de los 22 millones de 2009 a los 36 millones anuales en los ejercicios de 2013 y 2014.

También defendió las políticas de austeridad del Gobierno, que obligan al ayuntamiento a regirse por un plan de ajuste, y sostuvo que gracias a las mismas Castelló ha logrado su saneamiento que, resalto, que «ha posibilitado retomar las inversiones».

El portavoz de Compromís, Enric Nomdedéu, mencionó la película «Año Mariano» y recordó que el protagonista «era un hombre mesiánico que en verdad se fumaba brotes verdes».

Por el otro frente, PSPV, Compromís y EU censuraban la deuda de la Generalitat con el ayuntamiento, que situaron en torno los nueve millones de euros. El portavoz del PP señaló que el alcalde reivindica «pero justificó los impagos del Consell por la infrafinanciación» del Estado.

Protesta de la Marjaleria

El pleno fue seguido por afectados de la Marjaleria, que fueron apercibidos tres veces por el alcalde por aplaudir a la oposición o criticar al PP.