Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El retraso en el museo obliga a exponer el legado del Cardenal Tarancón en los Salesianos

La muestra da a conocer por primera vez al público piezas como el borrador de la homilía que pronunció en la coronación de Juan Carlos I

Los Salesianos abrieron ayer la sala en la que se expondrá por primera vez el legado del Cardenal Tarancón en Borriana de forma permanente. Los retrasos en la puesta en marcha del museo que la localidad tenía previsto dedicar al religioso han obligado a buscar una sede alternativa para la muestra. Aunque parte del material del Cardenal se expuso con motivo del centenario de su nacimiento, lo cierto es que fuera de esta celebración Borriana aún no había podido disponer de un lugar permanente de exposición.

El sacerdote de la parroquia de los Desamparados, Pasqual Lluch, así como Juan José Tarancón , sobrino del Cardenal, fueron los encargados ayer de dar a conocer los detalles de a muestra, en la que se pueden ver piezas personales y sobre todo religiosas que tienen un valor importante en la historia del religioso. Así, se puede ver la Gran Cruz de la Generalitat Valenciana, el pergamino que recibió como Hijo Predilecto de Borriana, el «Llagostí» de Vinaròs, la Medalla de Oro de Madrid o el texto original de la homilía que pronunció en la Coronación de S.M el Rey Don Juan Carlos I. «Es el texto inicial, en el que hay señales, tachones y demás, con un valor histórico muy importante para España», señaló Juan José Tarancón.

Sin museo

La sala de exposiciones se ha habilitado en una sala de reuniones de la parroquia, en donde en una parte se encuentra la vitrina y en la otra los armarios donde se ubica toda la documentación que el Cardenal Tarancón dejó como legado a su sobrino. Juan José Tarancón destacó que «son recuerdos personales y religiosos, ya que mi tío quería que su pueblo tuviera un recuerdo». Mientras, junto al Raco de l'Abadía, se encuentra lo que debería ser el Museo del Cardenal Tarancón, ocupado por las oficinas parroquiales y sin fecha de apertura.

No obstante, el sacerdote de la parroquia, Pasqual Lluch, se mostró contento porque «ahora el legado esta a disposición de la gente, y ya hay muchos estudiosos que han querido consultar el material y ahora podrán empezar a visitar la exposición y documentación». Para visitar la muestra hay que solicitarlo previamente a la parroquia por teléfono.

Compartir el artículo

stats