Si el mal tiempo lo permite, Cabanes celebrará esta mañana el acto inaugural de la 507 Fira de Sant Andreu, una ceremonia que estaba prevista para la tarde de ayer y tuvo que ser suspendida por la lluvia. El mal tiempo obligó a alterar a última hora la programación de la segunda feria agrícola más longeva de Castelló y una de las más antiguas de la Comunitat Valenciana. El municipio espera recibir este fin de semana cerca de 10.000 visitantes.

La decisión de posponer la apertura se tomó poco antes del acto inaugural ya que, a pesar de que el día de ayer fue nublado, no llovió hasta última hora de la tarde. La alcaldesa, Estrella Borrás, participará hoy en el corte de la cinta inaugural, siempre que la meteorología lo permita. Cabe recordar que otros eventos previstos para este fin de semana como la feria medieval de l'Alcora han suspendidos por la amenaza de lluvia.

La programación prevista para la jornada de hoy contempla la inauguración de la X Exposición de Ganadería. A su vez, la marca Parques Naturales de la Generalitat Valenciana ofrecerá distintos talleres orientados a los niños durante toda la mañana.