Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cáritas apela a la rigurosidad de su informe de pobreza pero elude polemizar con el PP

El estudio alerta de que 90.000 castellonenses residen en el umbral de la pobreza al cobrar un 50 % menos que la renta media nacional

Cáritas apela a la rigurosidad de su informe de pobreza pero elude polemizar con el PP

Cáritas apela a la rigurosidad de su informe de pobreza pero elude polemizar con el PP

Cáritas Diocesana de Castelló-Segorbe defendió ayer la rigurosidad de su informe sobre exclusión social, que señala que uno de cada tres castellonenses se encuentra en el umbral de la pobreza, aunque eludió polemizar con el PP de Castelló, que en el pleno del jueves restó valor a sus conclusiones e incluso trajo a colación a «Paquirrín» para rebatir sus conclusiones.

El director de Cáritas de Castelló, Juan Manuel Aragonés, recordó que el informe, que ha sido realizado por la fundación Foessa de Cáritas, radiografía en 300 páginas la situación socioeconómica en España. Para ello ha valorado 35 variables y se ha fundamentado en indicadores de la tasa europea de Araope). Incluye a las personas que se encuentran bajo el umbral de la pobreza a aquellas que reciben ingresos inferiores al 50 % de la renta media nacional, mientras considera que se encuentran en pobreza extrema las que sobreviven con ingresos inferiores al 30 % de la renta media. Según estas condiciones, 90.000 castellonenses sobreviven en el umbral de la pobreza y 45.0000 están en riesgo de exclusión grave. Afirma que cerca de 45.000 residentes de la provincia viven en situación.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castelló, Juan José Pérez Macián, afirmó el jueves que el informe de Cáritas también ha tenido en cuenta el hecho de haber tenido un familiar en la prisión. El regidor popular remató su intervención sobre el informe de Cáritas de la pobreza afirmando que, según estas variables «Paquirrín sería un caso grave de exclusión social» (su madre, Isabel Pantoja, acaba de ingresar en prisión). El edil también se dirigió a la portavoz de Esquerra Unida de Castelló, Carmen Carreras, y con sorna expresó su alegría por la conversión de Carreras a la religión católica, por respaldarse en sus enmiendas a los presupuestos en datos de una ONG de la Iglesia. Sobre estas palabras, Aragones eludió pronunciarse.

Compartir el artículo

stats