El Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Provincial de Castelló implanta cada año más de 300 reservorios venosos subcutáneos a pacientes oncológicos con el fin de mejorar la asistencia sanitaria que reciben, pues estos dispositivos se colocan para la dispensación de medicamentos y la realización de pruebas y radiodiagnóstico.