El tratamiento de CPAP (sigla en inglés de Presión Positiva Continua en la Vía Aérea) forma parte del contrato adjudicado por la conselleria de Sanidad a tres empresas para dar servicios de oxigenoterapia y ventiloterapia, según informan fuentes de la Generalitat Valenciana. El contrato contempla un total de 16 prestaciones de este tipo de servicios (entre ellos el CPAP) por un total de 3 años en las tres provincias de la Comunitat (una empresa por provincia). La conselleria paga una cápita por persona protegida y no por servicio. El importe per cápita es de 6,18 euros. En Castelló, este contrato da cobertura a un total de 523.260 personas y el montante anual es de 3,5 millones de euros para cubrir los 16 tratamientos. Aproximadamente 300.000 euros mensuales. La empresa adjudicataria es Oximesa (Praxer). El CPAP es un tratamiento que bombea aire bajo presión dentro de la vía respiratoria, manteniendo la tráquea abierta durante el sueño. El aire forzado que se insufla por medio de CPAP previene los episodios de colapso de las vías respiratorias que bloquean la respiración en personas con apnea obstructiva del sueño y otros problemas respiratorios. Para su uso, el paciente se coloca una máscara sobre la nariz o la nariz y la boca mientras duerme. La máscara está conectada por medio de una manguera a una pequeña máquina que permanece al lado de la cama. Al principio resulta un poco molesto y la persona puede tardar un tiempo en adaptarse. n. s. castelló