«El Partido Popular es el único partido que garantiza tener la casa limpia y la nevera llena». Así se manifestó ayer el presidente provincial del PP, Javier Moliner, ante las más de 200 personas, entre ediles y afiliados de la provincia que se dieron cita en el Espai de la Música Mestre Vila de Benicàssim con motivo de la Convención Provincial de Estabilidad y Buen Gobierno Local del PP.

Moliner indicó que apoya la limpieza por la que abogan los nuevos partidos que han aparecido porque «es muy importante la limpieza y yo quiero que mi casa sea la más limpieza. Pero además de tener la casa ordenada y limpia, al abrir la nevera tiene que haber algo», e insistió en que el PP cuenta con «el único proyecto que lo puede defender ya que para tener la nevera llena no hacen falta radicalismos, éstos vacían las neveras; las políticas de izquierdas vacían las neveras».

El presidente provincial indicó que su partido llena esa nevera «desde la sensatez y el sentido común, como que nadie puede gastarse más de lo que ingresa», e hizo referencia a la buena gestión que están realizando los alcaldes del PP que gobiernan en los diferentes municipios de la provincia. Durante la convención, se hizo hincapié en el decálogo del buen gobierno local del PP como la honradez, identidad, lealtad, gestión, proximidad o transparencia. Según Moliner, «los alcaldes y concejales del PP representáis todos esos valores de proximidad, de dedicación, de honestidad y de compromiso con los municipios, de identidad de cada uno de los rincones de la provincia. Son los valores que le ponen cara y ojos a la política en los 135 pueblos de la provincia». El presidente continuó diciendo que «no es casual que el PP tenga el 75 % de los concejales y alcaldes de la provincia de Castelló, porque el ciudadano dice en las urnas que cuando hay que ponerle caras y ojos a quien le resuelve los problemas de los días, de quien se fía es del Partido Popular».

Por todo ello, Moliner mostró ayer, a seis meses de las elecciones municipales, una gran convicción de «revalidar la confianza que depositaron en todos nosotros hace tres años y medio porque no les habéis fallado en nada», y añadió que el mayor activo que tiene el PP son sus alcaldes y concejales, «que cada día os sometéis a la sesión de control diaria de los ciudadanos y esa es la gran fuerza del partido y nos garantiza toda la fuerza, empuje para poner cada municipio a la altura que le toca».

Moliner insistió en que los nuevos partidos solo afectan a la izquierda, «a todos los que creen que son sus enemigos políticos» e indicó que «a nosotros que nadie nos quite el norte; nuestro norte son los ciudadanos».